19.1 C
Madrid
sábado, 25 junio 2022

Alto Comisionado de pobreza infantil: «Que los dos progenitores tengan trabajo no blinda contra la pobreza en España»

MÁS INFORMACIÓN

El Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil, Pau Marí-Klose, ha avisado de que el trabajo de los dos progenitores de una familia en España no «blinda» contra la pobreza pues un 7 por ciento de las familias biparentales donde ambos progenitores trabajan está en esta situación.

«La pobreza infantil se extiende de manera muy transversal. Se dice que el índice es mucho mayor en las familias monoparentales o numerosas y es cierto, pero de la pobreza no se libran las familias con una configuración mas común. Las biparentales donde los dos trabajan, también tienen índices de pobreza anómalos, casi el 7 por ciento de estas familias están en situación de pobreza, cuando uno esperaría que esta es una situación que blinda frente a la pobreza, y no es el caso», ha explicado Marí-Klose en una entrevista con Europa Press.

En concreto, este 7 por ciento de hogares, según indica, son familias en las que los progenitores sufren una situación de «pobreza laboral», con baja intensidad de empleo, que trabajan a tiempo parcial, de forma muy intermitente o muy precaria.

El Alto Comisionado también ha puesto de relieve que existe una «concentración importante» de la pobreza infantil en los hogares formados por personas inmigrantes –entre un 40 y un 50 por ciento de los niños de origen inmigrante estaría en situación de pobreza–.

Este dato lo achaca a que «la crisis azotó de manera mucho más fuerte a la población de origen inmigrante» estando más expuestos a la pérdida de empleo, con trabajos temporales, en la economía sumergida o con periodos de cotización más cortos que dejaron a muchos «a la intemperie» .

Esta situación se agrava, según precisa, ante la falta de «redes familiares» ya que estas personas muchas veces han emigrado a España dejando a los padres y abuelos en sus países de origen, que son precisamente los que han ayudado a muchos hogares a salir adelante en medio de la crisis.

En todo caso, Marí-Klose insiste en que la pobreza también afecta de forma «importante» a la población infantil autóctona. Por ello, insta a «tomar cartas en el asunto» para acabar con este problema y propone que «se meta en agenda de una manera estructural». «Que sigamos hablando mientras sea acuciante, ojalá no tuviéramos que hablar de pobreza infantil, nuestro objetivo último sería poder desaparecer», ha enfatizado.

Además, llama la atención sobre la pobreza en invierno, cuando «se disparan determinadas facturas de combustibles para calentar la casa». En este sentido, pone de relieve la importancia de que el Gobierno haya ampliado las circunstancias en que las familias podían acceder al bono social para evitar cortes de suministro eléctrico.

UNA SITUACIÓN «ANÓMALA»

Marí-Klose reconoce que la situación de pobreza infantil en España es «anómala» porque «no se corresponde a la de un país desarrollado» como este, con tasas de riesgo de pobreza infantil «muy altas», en comparación con otros grupos de edad. «Es una situación estructural que llevamos viviendo incluso desde antes de la crisis», señala.

En España, hay más de dos millones de niños y niñas en situación de pobreza. Además, el 7 por ciento de las familias españolas (entre 400.000 y 500.000 niños), se encuentran en una situación de pobreza severa, es decir, que en un hogar de dos adultos y dos niños ingresan menos de 7.000 euros al año o lo que es lo mismo, menos de 600 euros al mes.

Además, señala que la recuperación económica está teniendo «un pequeño impacto sobre la situación social, corrigiéndose algunos índices que resultaban más preocupantes en términos de desigualdad y de pobreza infantil» pero puntualiza que «esos ajustes son muy lentos».

«Es muy importante tomar acciones específicas. El Alto Comisionado contribuye a diseñar estas acciones y propuestas, y muchas de ellas están en el acuerdo de presupuestos que todavía no se ha podido aprobar», indica. Por ello, entre sus deseos para 2019, pide que se aprueben los presupuestos porque considera que podrían tener un efecto más a corto plazo, en lo que afecta a prestaciones por hijo a cargo, desarrollo de escuela infantil, comedores escolares o becas para los sectores más vulnerables. «Sería muy feliz si logramos aprobarlos», añade.

Asimismo, afirma que le gustaría que 2019 fuera «un año en que la población adquiriera plena conciencia de la necesidad de ocuparse de forma determinante de este problema y presionara a sus políticos para que este no fuera un tema controvertido sino que todos aunaran intenciones».

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora