Facebook

Buch afirma que «el fuego no entiende ni de política ni de colores» tras atribuir a un país vecino la ayuda de la UME

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha afirmado este viernes que «el fuego no entiende ni de políticas ni de colores», después de unas declaraciones que han generado polémica sobre la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el incendio de La Ribera d’Ebre.

Ha hecho estas declaraciones en Antena 3, recogidas por Europa Press, después de afirmar este jueves en una atención a los medios en la zona del fuego: «Es normal que, cuando un país tiene un fuego de estas características, nos ayudemos mutuamente con los vecinos, si estuviéramos al lado del Empordà seguramente el Estado francés nos ayudaría y ahora estamos al lado, estamos en el Ebro, tocando al Estado español y por lo tanto cualquier ayuda puede ser buena».

«El fuego no entiende ni de política ni de colores, y ayer creo que lo expliqué, que el fuego no mira el color del uniforme que está apagándolo», ha dicho en las declaraciones de este viernes.

Ha añadido que independientemente del color de la administración que actúe, «son hombres y mujeres que están trabajando para extinguir un incendio con mucha potencialidad». Por ello, Buch ha añadido: «A mí lo único que me toca es agradecer a todos los que están trabajando en esta extinción».

Buch ha realizado públicamente ese agradecimiento a los apoyos recibidos para luchar contra el incendio durante el acto central del Día de les Esquadres, en Barcelona.

Allí se ha referido expresamente a la Unidad Militar de Emergencias (UME) y a las aportaciones de los bomberos de la Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla-La Mancha, así como los ofrecimientos de Murcia, Madrid, Extremadura y los medios aportados por el Ministerio de Agricultura.

El comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, que participaba en el mismo acto, también se ha referido al «terrible incendio» y ha expresado su solidaridad con los afectados y decenas de desalojados. Además, ha hecho un reconocimiento a los bomberos y miembros de la UME que trabajan en la extinción, sin olvidar a los Agents Rurals y Mossos que colaboran.