14.3 C
Madrid
domingo, 9 mayo 2021

Planas no ve posible subir los sueldos públicos por decreto ley pero afirma que estudiará otros mecanismos

MÁS INFORMACIÓN

El ministro de Política Territorial y Función Pública en funciones, Luis Planas, ha afirmado este jueves, tras reunirse con representantes de CC.OO., UGT y CSIF, que no ve posible aprobar un decreto ley en la actual situación de interinidad del Ejecutivo para actualizar los salarios de los empleados públicos, si bien ha señalado que estudiará «los mecanismos que puedan existir».

«Este es un Gobierno en funciones y un Gobierno en funciones tiene unas posibilidades de actuación, pero también unas limitaciones legales», ha señalado Planas tras la reunión, antes de asegurar que «un Gobierno en funciones no tiene la capacidad de aprobar un decreto ley que incremente los salarios con carácter anterior al 31 de diciembre».

Planas no ha llegado a descartar otra fórmula para poder aprobarlo, pues ha asegurado que el Gobierno estudiará «los mecanismos que puedan existir». «A primera vista, un Gobierno en funciones no es un Gobierno que se pueda comprometer desde el punto de vista jurídica y presupuestariamente en esas condiciones. Tendremos que verlo en función de la evolución y de la situación y del calendario político», ha dicho.

En todo caso, el ministro en funciones ha garantizado su voluntad de cumplir lo acordado por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy con los sindicatos de la Función Pública «en sus estrictos términos» y que, en caso de no poder aprobar las subidas antes del 1 de enero, estas entren en vigor con carácter retroactivo.

CC.OO. Y CSIF DISCREPAN DEL GOBIERNO

Sin embargo, CC.OO. y CSIF han expresado este jueves sus discrepancias con el Gobierno en funciones, pues creen posible actualizar los sueldos de los empleados públicos para 2020 en línea con el acuerdo pactado con las organizaciones sindicales en la Administración aunque el Ejecutivo se encuentre en situación de interinidad.

UGT, por su parte, ha aceptado la imposibilidad de que un Gobierno en funciones pueda aprobar un decreto ley con estas subidas salariales pero, en todo caso, ve margen para que tras las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, pueda constituirse un Gobierno antes de final de año y que, en plenitud de funciones, apruebe las mejoras retributivas pactadas en la Administración.

Tanto CC.OO. como CSIF han expresado su disconformidad con esta postura y el secretario general de CSIF, Miguel Borra, ha avanzado que convocará movilizaciones para que el Gobierno en funciones apruebe un decreto que recoja la subida salarial en el sector público. CC.OO ha asegurado que tras las elecciones, «de no encontrar una respuesta mínimamente satisfactoria», retomarán el «camino de presión» para garantizar estas subidas desde el 1 de enero.

SUBIDAS SALARIALES PACTADAS

Las mejoras salariales pactadas en la Administración pasan por un incremento del 2% con carácter general, con un incremento suplementario de hasta el 1% vinculado al cumplimiento de la previsión de crecimiento del PIB del 2,5%, y otro 0,55% vinculado al cumplimiento del objetivo de déficit para 2020.

En el plan presupuestario remitido por el Gobierno en funciones a Bruselas se contemplaba la subida del 2% a los empleados públicos, más un 0,3% correspondiente a fondos adicionales. El coste de esta subida se cifra en 3.264 millones de euros

- Publicidad -

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora