Facebook

Las salas de conciertos, «preocupadas» por una reapertura con medidas «no consensuadas»

La Plataforma de Salas de Conciertos (PSDC) ha mostrado su «preocupación» por las medidas adoptadas hasta el momento por el Ministerio de Cultura y Deporte para su reapertura, ya que considera que han sido adoptadas «sin consultar ni consensuar previamente con el sector».

«Se está poniendo en riesgo la supervivencia de muchas salas de conciertos. Espacios culturales que, aun habiendo parado su actividad, siguen haciendo frente a gastos fijos mensuales que dificultan su continuidad», ha alertado en un comunicado la asociación, que representa a todas las asociaciones territoriales de salas de conciertos privadas del Estado.

En este sentido, ha lamentado la «falta de interlocución directa» del Gobierno con las salas de conciertos, a la hora de tomar decisiones de medidas de apoyo al sector de la cultura frente a la crisis que ha supuesto el Covid-19. «Las salas de conciertos son equipamientos culturales, la parte del tejido más vulnerable en la cadena de valor», ha añadido.

También han aludido a su participación en la elaboración de un protocolo de apertura, en las diferentes fases de la desescalada, recordando que «es fundamental para aportar visión y peculiaridades cómo agentes singulares dentro del sector musical».

«Además, así podremos desarrollar unas guías claras que eviten la confusión que generaron documentos presentados anteriormente como el titulado ‘Nueva Normalidad'», han destacado.

Para las salas de música, todas las medidas extraordinarias deberán incluir al personal necesario para la organización de conciertos que, estando afectados por la misma intermitencia que los artistas, han quedado fuera de las últimas ayudas anunciadas. En esta reclamación se incluye a personal técnico, backliners, fotógrafos, road managers y otros profesionales del sector.

Asimismo, entienden «necesario» que las salas de conciertos puedan mantener la condición de causa de fuerza mayor y la vigencia de los ERTES, hasta que «se pueda volver a la normalidad». «Una normalidad en la que poder realizar nuestra actividad al 100% de nuestra capacidad, que garantice la viabilidad y sostenibilidad de nuestros espacios», han afirmado.

«La vuelta a la actividad normal de las salas de conciertos permitirá al público disfrutar de una oferta cultural, de la que en estos momentos está privada, de una manera legal y segura. Se garantizará la salud individual y colectiva al cumplir con los protocolos y medidas de seguridad desarrollados y pactados previamente con el Ministerio de Sanidad», han concluido.

La Plataforma de Salas de Conciertos (PSDC) representa a más de 270 salas de conciertos de todo el Estado que dan empleo a más de 4.150 trabajadores. Estos espacios culturales organizan más de 50.000 actuaciones al año que reúnen a más de 8.508.000 asistentes.