Facebook

Pablo Iglesias afirma que el Ingreso Mínimo Vital se aprobará «en los próximos días»

El Gobierno aprobará «en los próximos días» en Consejo de Ministros la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital, «una medida de enorme consenso, que va a contribuir llevar algo más de dignidad a cientos de miles de hogares», según ha afirmado el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias.

«Me congratula poder confirmarles aquí que en los próximos días el Consejo de Ministros va a aprobar la puesta en marcha de una nueva prestación no contributiva de la Seguridad Social que garantice a todas las personas en situación de vulnerabilidad un Ingreso Mínimo Vital», ha adelantado Iglesias este jueves 14 de mayo durante su comparecencia en la Comisión de Derechos Sociales del Senado, para explicar las líneas generales de la política de su departamento.

Iglesias ha subrayado que le consta que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, está «trabajando con las comunidades autónomas» para «culminar un acuerdo» sobre el Ingreso Mínimo Vital.

Además, ha añadido que esta medida no tiene que identificarse como «un éxito del Gobierno» sino «de todos los colectivos sociales» que han defendido la necesidad de esta renta mínima y «de los gobiernos autonómicos» que ya implementaron un ingreso mínimo vital antes que el Gobierno y que ahora son un «ejemplo» para este. «No sé me cae ningún anillo por reconocerlo aquí», ha apostillado.

No obstante, ha puntualizado que, desde una perspectiva global, y «salvando algunas excepciones muy notables», este sistema se ha caracterizado por «los bajos niveles de cobertura y por la existencia, en muchos casos, de requisitos complementarios a la simple falta de ingresos que han terminado por excluir de facto del acceso a estas rentas a muchas personas en situación de necesidad».

El vicepresidente de Derechos Sociales ha indicado que el Ingreso Mínimo Vital es «una medida de justicia social». «Supongo que se imaginan la vergüenza que pasan las familias cuando no pueden llevar a casa los alimentos para sus hijos o compar la ropa que necesitan, cuando no tienen ese mínimo para poder mirarse al espejo y verse en una situación de dignidad», ha remarcado.

Si bien, ha dicho que también es «una medida de eficiencia económica» porque ese dinero «no se va a ir a una cuenta en Suiza» sino que «va a ir directamente al consumo» permitiendo «que autónomos y empresas puedan seguir facturando».

Según ha puntualizado, el desarrollo del IMV estaba previsto para más adelante pero el Gobierno «ha acelerado al máximo» su aprobación para poder atender la urgencia de la crisis social derivada de la pandemia del coronavirus. Y se ha podido hacer, según ha indicado, gracias a la «estrecha colaboración» entre los equipos de la Vicepresidencia y del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, al que ha agradecido su «excelente trabajo».

Por otro lado, también ha señalado que están trabajando, junto a los gobiernos de Italia y Portugal, por un Ingreso Mínimo Vital Europeo. «La mano del Gobierno está tendida al conjunto de los grupos políticos para que tengamos en Europa una posición, no de Gobierno, sino de país, que defienda una respuesta común y solidaria a esta crisis con medidas como esta, que pueden contribuir decisivamente a construir un Escudo Social también a nivel europeo», ha añadido.