Facebook

España superaba los 235.000 ricos antes de la pandemia, un 5% más que en 2018, según Capgemini

España contaba en 2019 con 235.400 grandes patrimonios, una cifra que representa un crecimiento anual del 5% respecto de los 224.300 ricos de 2018, lo que mantenía al país antes del estallido de la crisis por la pandemia de Covid-19 en la decimocuarta posición a nivel mundial, según el ‘Informe de Riqueza Mundial 2020’, elaborado por Capgemini.

En cuanto a la riqueza acumulada, en 2019 ascendía a 669.800 millones de dólares (16.368 millones de euros), un 5% por encima del patrimonio estimado en 2018.

En todo el mundo, el número de grandes fortunas creció en 2019 un 8,8%, hasta los 19,6 millones de ricos, con un patrimonio agregado por valor de 74 billones de dólares (65,3 billones de euros), un 8,6% más que en 2018, cuando el número de grandes fortunas se redujo un 0,3% y la riqueza acumulada bajó un 2,9%.

Por primera vez desde 2012, las regiones de América del Norte y de Europa, que representan, respectivamente, alrededor del 11% y el 9% del crecimiento, han adelantado a la región de Asia Pacífico, que representa el 8%.

América del Norte, con un aumento del 11% tanto del número de grandes fortunas como de su patrimonio, concentró el 39% del crecimiento de la población millonaria y el 37% del incremento de la riqueza de las grandes fortunas en 2019. Las cifras europeas superaron las de Asia-Pacífico y Latinoamérica, con un crecimiento del número de grandes fortunas y de su riqueza de casi el 9%.

Por su parte, a pesar de una sólida evolución del mercado en diferentes países asiáticos, incluidos Hong Kong, China y Taiwán, la región de Asia-Pacífico creció un 8% en 2019, quedando por detrás de la tasa media mundial del 9% de crecimiento de grandes fortunas.

No obstante, según datos de World Federation of Exchanges, el impacto de la pandemia hizo desaparecer más de 18 billones de dólares (15,9 billones de euros) de los mercados mundiales entre los meses de febrero y marzo de 2020, antes de una ligera recuperación observada en abril.

Asimismo, el informe destaca que, además del impacto de la falta de visibilidad en 2020, las grandes fortunas están empezando también a ser más críticas con las comisiones aplicadas por los gestores de patrimonios, y así un 33% afirma no sentirse cómodas con las tarifas de 2019, lo que hace prever que este rechazo aumentará como resultado de la volatilidad de los mercados.

Según el informe, más de una de cada cinco grandes fortunas podría cambiar de firma el próximo año debido, como principal motivo para un 42% de las grandes fortunas, al elevado importe de las comisiones.

«Esta época impredecible puede también brindar a las firmas la oportunidad de replantearse y reinventar su negocio y su modelo operativo, para ser más ágiles y más resilientes», comentó Anirban Bose, consejero delegado del área de Servicios Financieros de Capgemini y miembro del Comité Ejecutivo del Grupo.

«La ciencia analítica y la automatización, así como las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, pueden ayudar a las firmas a aumentar sus ingresos mejorando la experiencia de los clientes y, al mismo tiempo, reduciendo costes mediante la simplificación de los procesos», añadió.