Facebook

Gina Prince-Bythewood dirige a Charize Theron en La vieja guardia: «Me emociona mostrar personajes femeninos guerreros»

Gina Prince-Bythewood dirige La vieja guardia. La cinta de acción, basada en la aclamada novela gráfica de Greg Rucka y Leandro Fernández está protagonizada por Charlize Theron y se estrena en Netflix este viernes 10 julio.

«Me emociona poder mostrar en la pantalla a personajes femeninos guerreros en los que las mujeres puedan verse reflejadas heroicamente, de una manera orgánica y divertida. Eso me encanta. Fue lo que más me entusiasmó del proyecto», confiesa Prince-Bythewood en una entrevista concedida a Europa Press en Los Ángeles.

Para Gina, dirigir La vieja guardia ha supuesto un gran salto en su carrera cinematográfica. «Quería hacer un gran drama de acción. Una cosa es desearlo y otra es conseguirlo. Fue muy divertido. Me encantó el desafío y la magnitud del proyecto», afirma.

Matthias Schoenaerts da vida a Booker en la película. «Nunca antes había hecho un filme de tales dimensiones, ni la adaptación de un cómic con componentes supernaturales. Me gusta mi personaje, su inestabilidad emocional», explica el intérprete belga, quien también se sintió atraído por el gran talento que participa en La vieja guardia, tanto delante como detrás de la cámara.

El actor italiano Luca Marinelli se enamoró del guión y de la novela gráfica. «Me encantó la pasión y el amor con que se describe mi personaje», dice. Por su parte, Harry Melling se sintió fascinado por la «combinación de acción y personajes complicados» en la película.

Marwan Kenzari señala que trabajar con Gina Prince-Bythewood fue un proceso muy fácil. «Gina es una directora amable y centrada. En el set de rodaje, siempre teníamos la oportunidad de charlar y hablar de las escenas que íbamos a grabar. Se interesa por saber lo que quieren y piensan los actores», cuenta el artista.

MERCENARIOS INMORTALES

En La vieja guardia, un grupo encubierto de mercenarios inmortales liderado por una guerrera llamada Andy (Charlize Theron), ha luchado para proteger el mundo durante siglos. Pero cuando el equipo es reclutado para ejecutar una misión de emergencia y sus extraordinarias habilidades salen a la luz, Andy y Nile (Kiki Lane), la soldado más joven en unirse al grupo, tendrán que ayudar a sus compañeros a eliminar la amenaza de aquellos que buscan replicar y beneficiarse de sus poderes a toda costa.

Pero el filme muestra que vivir para siempre es más difícil de lo que pueda parecer. Matthias Schoenaerts asegura que le gustaría ser inmortal por unos 300 o 400 años, mientras que el actor Chiwetel Ejiofor no ve que la inmortalidad sea algo positivo. «Me parece una idea con demasiados aspectos negativos. La verdadera belleza de la vida es que termina, y cada momento es precioso. Es lo que tenemos que recordar», opina el británico.

Para Gina Prince-Bythewood, vivir para siempre tendría que implicar «vivir sin miedo». «Para mí sería poder hacer lo que sea, sin preocuparte de morir o de la muerte. Pero la película habla de la tragedia de la inmortalidad. Me pareció desgarrador, y entiendes lo duro que sería perder a todos tus seres queridos, sobrevivir a todos ellos», concluye la directora de La vieja guardia.