Facebook

Los obispos se oponen a naturalizar el insulto a periodistas, como propone Pablo Iglesias

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha defendido la libertad de información y ha indicado que «los insultos para nadie y por nadie», desmarcándose así de la opinión del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que este martes reivindicó «naturalizar» que los periodistas con presencia pública estén sometidos a «la crítica y el insulto».

«Evidentemente, nosotros decimos que no se debe insultar, no sé si esa interpretación de las declaraciones del vicepresidente sea la correcta, pero insultar no», ha enfatizado Luis Argüello este miércoles en la rueda de prensa posterior a la Comisión Permanente de la CEE.

Preguntado por cómo valora la Iglesia las palabras que pronunció este martes el vicepresidente segundo en el Palacio de la Moncloa, el portavoz de los obispos ha defendido la libertad de información de los medios de comunicación y ha rechazado toda clase de insultos.

«Nuestro sistema democrático tiene como una de las claves la libertad de los medios para informar y hacer la crítica que se considera oportuna y colaborar al bien común. Los insultos para nadie y los insultos por nadie, pero la libertad de información y opinión para todos», ha zanjado el obispo.