Facebook

Sánchez presenta un plan de FP con 1.497 millones para acreditar las competencias de 3 millones de personas en 4 años

«Es una auténtica revolución de la FP en nuestro país», asegura el jefe del Ejecutivo

. El plan de FP presentado este miércoles por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuenta con un presupuesto total de 1.497,6 millones de euros, con el que se quiere acreditar en cuatro años las competencias profesionales del 40% de la población activa que carece de título o certificación, lo que equivale a 3,4 millones de personas, así como flexibilizar, digitalizar y ampliar la Formación Profesional en España.

«Es una auténtica revolución de la FP en nuestro país», ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación de este Plan de Modernización de la Formación Profesional, añadiendo que «lo justo es trabajar por la dignificación de la FP» en España.

Además, Sánchez ha subrayado que «la FP tiene que ser bilingüe» y por tanto, «habrá títulos bilingües» empezando por el inglés aunque quieren que se expanda a otros idiomas como «el francés, el alemán y ¿por qué no? el portugués». «Son idiomas que merecen que tengamos también en consideración», ha indicado.

El documento lleva por título ‘Plan para la Formación Profesional, el crecimiento económico y social y la empleabilidad’ y contempla una inversión inicial en 2020 de 316,4 millones de euros.

El objetivo del plan es resolver dos problemas estructurales importantes: «El elevado número de personas que carecen de acreditación formal de sus competencias profesionales» y «el desequilibrio en los niveles de cualificación en relación con las necesidades del mercado laboral».

En cuanto al primero, el Ministerio de Educación y Formación Profesional señala que los casi 23 millones de españoles que conforman la población activa del país, un 48,02% tienen un nivel de formación que no les capacita profesionalmente, «a pesar de ser con toda seguridad muy buenos profesionales en su ámbito».

Esta situación, según precisa, además de «una injusticia del sistema», pone a estos ciudadanos «en inferioridad de condiciones con respecto a otros que sí pueden acreditar sus competencias profesionales».

Sobre el segundo problema, los desequilibrios entre en los niveles de cualificación y las necesidades del mercado laboral, el Ministerio apunta que es necesario «disminuir drásticamente» el número de ciudadanos con un bajo nivel de cualificación, y aumentar el de quienes tienen un nivel medio ya que para 2025 se prevé que casi la mitad de las oportunidades de empleo (el 49%) estarán reservadas para personas con un nivel medio de cualificación.

Así se desprende de las previsiones para España del Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (CEDEFOP), según las cuales, el 37% de los puestos de trabajo corresponderán a personas con un alto nivel de cualificación y un 14%, a personas con un bajo nivel de cualificación.

Para el presidente del Gobierno, «ha habido una injusticia» que ha «lastrado» la FP y es su consideración social «como una vía de segunda categoría destinada a jóvenes no capaces de continuar su formación académica».

«DINAMISMO» DE LA FP DURANTE LA CRISIS DEL COVID

Además, el Plan destaca que el «dinamismo» de la Formación Profesional se ha puesto de manifiesto en las múltiples actuaciones surgidas durante esta crisis del Covid-19, desde el diseño de uno de los primeros modelos de pantallas de protección certificadas, cuyos planos y matriz fueron puestos a disposición de todas las administraciones educativas para su fabricación en todos los centros de Formación Profesional del país con equipamiento para ello, hasta dos modelos de mascarilla quirúrgica tipo IIR.

«Agradecer a esos jóvenes, trabajadores y profesores su solidaridad e iniciativa. Lo justo es que trabajemos por la dignificación de la FP», ha enfatizado Sánchez.

Sin embargo, el documento precisa que España presenta una «baja proporción» de jóvenes matriculados en enseñanzas de Formación Profesional (12%) en comparación con otros países de la OCDE (25% de media) o de la Unión Europea (29%), a pesar de que el desempleo juvenil tiene una baja incidencia entre quienes tienen un grado de FP (7,35% frente al 35%).

Por todo ello, el Ministerio de Educación asegura que ha trabajado para la puesta en marcha de un nuevo sistema «único» de Formación Profesional, «eficaz y eficiente», que convierta la FP en «una palanca para el crecimiento» mediante tres pasos: el reconocimiento y acreditación de las competencias profesionales; la mejora de la accesibilidad a la FP y la incorporación de la digitalización, la innovación y el emprendimiento.

Además, quiere servir también como apoyo a las personas expulsadas del mercado laboral durante esta crisis del Covid-19 mediante planes flexibles y adaptados a las circunstancias excepcionales.

En cuanto al reconocimiento y acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral, el Gobierno se ha marcado un presupuesto total de 852,5 millones de euros (de los cuales 127,9 se gastarán en 2020). El objetivo es acreditar las competencias del 40% de la población activa menor de 55 años, que equivale a 3,4 millones de personas, en un escenario de cuatro años.

Además, se destinarán 134,5 millones de euros (33,6 millones este mismo año) a la flexibilización y accesibilidad de la FP, con la implantación por ejemplo de una oferta modular en empresas o de Aulas Mentor.

FORMACIÓN GIGITAL A 50.000 DOCENTES

El Plan también apuesta por la digitalización, en la que invertirá 5 millones de euros (la mitad este año) para impartir formación a los 50.562 docentes de Formación Profesional de centros públicos, en un módulo formativo de 30 horas. Asimismo, dentro de este apartado, el Ministerio quiere diseñar nuevas titulaciones como: Fabricación 3D, implementación de infraestructuras 5G, big data o vehículos eléctricos, entre otras.

En cuanto a la innovación, se plantea la creación de hubs tecnológicos y clúster de innovación en torno a centros de Formación Profesional y empresas, crear una red de ‘Centros de excelencia en innovación’ de FP en los sectores definidos como prioritarios o la Plataforma FPCONECTA, con un presupuesto total de 61 millones de euros, de los cuales 16 millones se invertirán en 2020.

Igualmente, el Gobierno prevé crear una ‘aula de emprendimiento’ en 1.850 centros de FP durante los próximos cuatro años por 21 millones de euros; y renovar el catálogo formativo con la definición de sectores estratégicos (Máquinas-herramienta automatizadas y robótica; equipos aeronáuticos; vehículos basados en energía, biofarmacia, hostelería y turismo o servicios de atención a personas, entre otros) por 800.000 euros.

El Plan también contempla la redimensión de la oferta de FP, con 200.000 nuevas plazas y la conversión de aulas en espacios de tecnología aplicada, dotando a la red de centros de Formación Profesional de 100 aulas inteligentes en los centros.