Facebook

El conflicto de Alcoa entra en punto muerto al no celebrarse la reunión entre empresa y comité de este jueves

Los trabajadores reclaman que la Xunta esté en los encuentros para mediar porque «es imposible negociar con esta empresa».

El conflicto de Alcoa San Cibrao ha entrado en punto muerto al no celebrarse la reunión entre empresa y comité que estaba prevista para este jueves, a falta de firmar las actas de desacuerdo del cierre de periodo de consultas del ERE.

Representantes de los trabajadores y empresa estaban citados a las 10,00 horas de este jueves en un hotel de Lugo, tras estar reunidos unas 30 horas entre el martes y el miércoles sin acuerdo. La compañía está enrocada en parar las cubas y aplicar el despido de 534 empleados, mientras el comité reclama que atienda la oferta de compra de Liberty House.

Sin embargo, a la llegada este mañana de jueves en microbús de los representantes de Alcoa se han encontrado con una concentración y el lanzamiento de huevos, por lo que han optado por dar media vuelta sin regresar al encuentro.

Todo ello, después de que Alcoa no asistiese a la mesa multilateral convocada de forma telemática el jueves por el Gobierno para tratar de desbloquear la situación.

«ES IMPOSIBLE NEGOCIAR CON ESTA EMPRESA»

En declaraciones a los medios, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, critica que ya pasa de «castaño oscuro» que Alcoa no se siente a negociar este jueves con lo trabajadores, después de que el miércoles no asistiese a la mesa multilateral.

Por tal motivo, exige que la autoridad laboral y la Xunta de Galicia «se meta en este proceso y se siente con nosotros también». «Necesitamos que alguien arbitre esto», clama.

Y es que Zan sostiene que «es imposible poder negociar con esta empresa». «Estamos esperando desde las 9 de la mañana y aquí no ha aparecido nadie», se queja.

Al respecto, asevera que no saben «nada» de la empresa, pues tan solo han recibido comunicación de la Consellería de Economía, Emprego e Industria de que Alcoa no va a acudir a la reunión de este jueves.

Remarca que la entrada al lugar de reunión en un restaurante de Lugo está libre. «Una imagen vale más que mil palabras, podéis ver que la entrada está totalmente libre», ha explicado a los medios.

«Hoy no comparece aquí para firmar el acta de desacuerdo, suponemos porque esa acta es muy dudosa y no cuenta una verdad», prosigue en su razonamiento Zan.

«Ayer se comportaron como auténticos buitres, haciéndonos desde el día 4 sufrir como no se tiene que hacer en un negociación, hoy quieren hacerse las víctimas de que han sufrido mucho y que lo han pasado mal, y aquí no hay nadie», opina. «No entendemos por qué las autoridades permiten esto», apostilla.

«Si comparamos tirar un huevo a estar despidiendo… Si es verdad eso, que lo pongo en duda porque no han contado una verdad desde hace tiempo», asegura el presidente del comité de empresa.