Facebook

Hitachi y Bombardier logran un contrato de Trenitalia por 797 millones para competir con Renfe en España

Los sistemas de propulsión se desarrollarán de forma íntegra en la planta de Bombardier en Vizcaya.

Hitachi Rail y Bombardier Transportation han firmado un contrato con el principal operador ferroviario de Italia, Trenitalia, para el suministro de 23 trenes de muy alta velocidad Frecciarossa 1000 al operador ferroviario Intermodalidad de Levante (ILSA), empresa conjunta formada por Trenitalia y el Operador Ferroviario de Levante.

El valor total del contrato para el suministro del nuevo material rodante es de, aproximadamente, 797 millones de euros (943 millones de dólares estadounidenses), con un reparto del 60% y el 40%, respectivamente, según han informado ambas empresas.

ILSA, sociedad controlada por los dueños de Air Nostrum y Trenitalia, comenzará a operar en España a partir de 2022 con 16 frecuencias de AVE diarias, tras ser una de las compañías seleccionadas por Adif para competir con Renfe.

La otra empresa seleccionada por la entidad pública encargada del sistema ferroviario es la francesa SNFC, que esperaba comenzar sus operaciones en España desde el mismo día en el que entraba en vigor la liberalización del sector, es decir, el 14 de diciembre de 2020, pero ha acabado retrasando su irrupción en el mercado nacional como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Por su parte, Renfe realizará 86 circulaciones diarias por los tres corredores, tras realizar una inversión de 1.646 millones de euros, destinando unos 600 millones a nuevos trenes AVE y, el resto, a amortizar lo que queda de los actuales.

FABRICACIÓN EN ESPAÑA

Además de que el nuevo pedido anunciado este martes por el consorcio hispano-italiano irá destinado a España, los sistemas de propulsión de estos trenes se desarrollarán de forma íntegra en la planta de Bombardier en la localidad vizcaína de Trápaga.

El Frecciarossa 1000 es el tren de alta velocidad más rápido y silencioso de Europa. Cada tren tendrá unos 200 metros de largo, con capacidad para transportar unos 460 pasajeros y podrá alcanzar velocidades comerciales de hasta 360 kilómetros por hora.

«El tren Frecciarossa 1000 ha transformado el transporte de pasajeros en las líneas de alta velocidad en Italia, estableciendo el estándar y convirtiéndose en el tren más rápido y admirado de Europa. Esperamos traer las mismas ventajas a España y contribuir al programa de desarrollo de los servicios ferroviarios de alta velocidad en este país», asegura el consejero delegado de Hitachi, Andrew Barr.

Por su parte, el presidente de Bombardier Transportation en Italia, Franco Beretta, ha señalado que la liberalización de los ferrocarriles europeos «permite a ILSA ofrecer nuevos servicios ferroviarios en España para animar aún más a los pasajeros a cambiar sus viajes de coches y aviones por trenes, contribuyendo a los objetivos globales de sostenibilidad».