Facebook

Asociaciones contra la trata piden políticas que protejan a todas las víctimas y no sólo a las de explotación sexual

Cáritas alerta de la extrema vulnerabilidad de estas víctimas en época de pandemia.

Los proyectos ‘Esperanza’ y ‘Sicar cat’ han reclamado políticas y actuaciones que tengan en cuenta a todas las víctimas de este delito y no sólo a aquellas que sufren trata con fines de explotación sexual, en el marco del Día Europeo Contra la Trata de seres humanos, este 18 de octubre.

La coordinadora de Incidencia Política de ‘Sicar cat’, Rosa María Cendón, ha señalado que España debe centrar «ahora más que nunca» sus esfuerzos en «garantizar que no existan víctimas de primera y segunda categoría según la finalidad de explotación a la que han sido sometidas».

«En España, a pesar de que el Código Penal tipifica todas las formas de trata, las políticas públicas que se han adoptado hasta ahora sólo dan respuesta a la trata con fines de explotación sexual, ha denunciado y, por ello, considera «necesario que se adopte un enfoque integral» que abarque todas las finalidades de explotación y que «asegure el acceso a derecho de todas las víctimas de este grave delito».

Este mensaje de protección contra la trata, que se produce en la semana en la que se celebra el Día Europeo contra esta lacra, se extiende a la UE.

EVALUACIÓN DE POLÍTICAS EN LA UE

En este sentido, las asociaciones piden que este objetivo esté presente en las acciones de la política europeo y no se olviden de este aspecto a la hora, por ejemplo de acordar el pacto de migración y asilo.

En este texto, denuncian ‘Esperanza’ y ‘Sicar cat’, se centra principalmente en el control de fronteras de la UE y en imponer limitaciones a la migración, y establecer un procedimiento acelerado en frontera. Estas decisiones, apuntan, «podría tener un impacto negativo en la capacidad de solicitar asilo y de detectar indicios de trata».

Tal y como recuerdan, en la actualidad de está realizando una evaluación de la Directiva Europea contra la Trata de 2011 en un ‘examen’ paralelo del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea, en el que ambas asociaciones están participando «activamente».

En este sentido señalan que, según un estudio del Parlamento Europeo, en al menos siete Estados miembros (Bélgica, Irlanda, Croacia, Finlandia, Lituania, Portugal y Polonia), la mayoría de las víctimas identificadas fueron víctimas de trata con fines de explotación laboral.

NUEVA ESTRATEGIA

Además, el 18% de las víctimas de trata identificadas en Europa lo fueron para otras finalidades de explotación, especialmente la trata para la comisión de actividades delictivas, para matrimonios forzados y para mendicidad forzada.

Del mismo modo, señalan que la Comisión Europea trabaja ahora en una Nueva Estrategia contra la Trata que está previsto que se adopte en 2021 y que será un mecanismo complementario a la Directiva Europea.

Esta estrategia, explican, «se está construyendo sobre la base de consultas con actores clave y, entre sus prioridades, señalaron la necesidad de mejorar la identificación temprana y de garantizar apoyo y asistencia adecuada y especializada para todas las víctimas de trata con cualquier finalidad de explotación.

Con este mensaje, estas asociaciones continúan con un proyecto (#TambienEsTrata) que comenzó a 2019 y que pretende lograr que se garantice la aplicación de estándares de derechos humanos a todas las mujeres víctimas de trata de aquellas finalidades de explotación más invisibilizadas y que permanecen infradetectadas.

UNA LEY INTEGRAL

También Accem ha pedido, por su parte, un abordaje integral en la lucha contra la trata, a través de una ley que se defina por un enfoque interseccional y de derechos humanos, que abarque todas las formas de explotación y a todas las víctimas afectadas.

Una norma, señalan, que «abandone el enfoque puramente persecutorio y orientado al control de la inmigración irregular y que se centre en dar una respuesta efectiva a las necesidades individuales y de asistencia y protección de cualquier víctima, que garantice el acceso real a derechos y servicios básicos y que establezca un mecanismo estatal de identificación y derivación efectivo».

Por su parte, Cáritas quiere usar el Día Europeo de la Trata para alertar sobre los riesgos que la pandemia ha añadido sobre la extrema vulnerabilidad de las víctimas de este delito, y reclamar medidas urgentes que permitan su identificación y garanticen su protección.

Cáritas explica que, en la actualidad, cuenta con 15 proyectos de apoyo a mujeres en contexto de prostitución y víctimas de trata con fines de explotación sexual en diferentes lugares del país, una labor que se completa con programas de acompañamiento a víctimas de trata con fines de explotación laboral, principalmente en el sector agrícola.

La organización, recuerda que, anualmente, se estima que 2,45 millones de personas son víctimas de trata en todo el mundo, de las cuales cientos de miles tienen lugar en Europa o con el continente como destino.

«La indefensión ante factores como la pobreza, la discriminación, la falta de acceso a derechos básicos, la desigualdad de género o los conflictos y desastres naturales se ve incrementada en momentos como el actual, lo que aumentan las condiciones de precariedad de muchas personas y, por tanto, el riesgo de ser captadas por parte de las mafias vinculadas a la trata de seres humanos», advierte Cáritas.