Facebook

Kike Maíllo estrena ‘Cosmética del enemigo’: «No tengo mucha querencia por estar en Hollywood»

El cineasta Kike Maíllo estrena este viernes 29 de enero en Filmin la película ‘Cosmética del enemigo’, una película que, pese a su reparto internacional y la adaptación de una novela de la escritora Amélie Nothomb, no levanta en el director español el ánimo para dar el salto a la cinematografía estadounidense.

«No tengo mucha querencia por estar en Hollywood. Lo que nos ha llevado aquí ha sido el propio proyecto y no el crecer internacionalmente o no. Uno en tiempos de plataformas no sabe donde está: es muy posible que las películas o series en castellano viajen ahora mismo igual que las películas en inglés», ha explicado en una entrevista con Europa Press el cineasta.

Maíllo ha reconocido que ya desde su primer trabajo con ‘Eva’ recibió el interés del otro lado del Atlántico, pero son proyectos que «nunca acaban de cuajar». «Es muy difícil que cuaje algo en Hollwyood, eso de que haya un océano de por medio… uno nunca sabe, pero al final el cine es un territorio de mucha confianza y para nosotros es mucho más sencillo trabajar aquí», ha añadido.

En ‘Cosmética del enemigo’, un arquitecto de éxito que ha decidido dar un giro solidario a su carrera se encuentra con una joven en un aeropuerto parisino. Tras una larga conversación, el arquitecto se irá dando cuenta de que su acompañante conoce datos de su vida imposibles de saber sin haber estado en ese momento.

La película es el resultado de una «adaptación infiel» de la obra de Nothomb, cuyos derechos adquirió hace años después de convertirse en un ‘bestseller’. «Lo que me llamó la atención fue esa esgrima verbal y altura dialéctica lucha entre personajes antagónicos», ha defendido el cineasta catalán.

«Es un juego, en el que se trata de no entender qué está suciendo entre dos personajes: uno que representa esa figura políticamente correcta por la que sientes más empatía y que se parece más al ciudadano común y después esa personalidad liberada y fiel a sí misma», ha añadido.

La fachada de los personajes y el entorno construyen un engaño que lleva a pensar en la actual sociedad. «La depresión y la frustración es algo instalado completamente desde hace décadas en nuestras ciudades. Todo el tiempo hay como un modelo inalcanzable para hacer las cosas que, cuando lo consigues, ya hay otro modelo: la pandemia ya estaba hace años y era de la salud mental», ha lamentado.

Maíllo estrenará esta película en Filmin, aunque se muestra apenado por el futuro de las salas de cine. «Estamos transmitiendo al espectador un mensaje, que es el de que hay un nuevo modelo que ha llegado para quedarse. Ha habido una aceleración del proceso y la pandemia ha demostrado que ha venido a matar al cine: aún no sabemos si la puñalada es grave», ha admitido.

No obstante, no pone el foco solo en el lado de los realizadores. «Es un pez que se muerde la cola y no hay que olvidar al tercer actor, que son las distribuidoras. A nosotros nos querían cobrar dinero por estrenarla en salas y ya en octubre, cuando estrenamos en Sitges, teníamos clarísimo que era la ultima vez que veríamos la cinta en pantalla grande», ha concluido.