21 C
Madrid
jueves, 17 junio 2021

Los daños colaterales de la pandemia de COVID-19 amenazan la vida de casi 1 millón de niños africanos

MÁS INFORMACIÓN

Amref Salud África inicia la campaña #RegalaSalud para recaudar fondos para la nutrición y la vacunación infantil.

Amref Salud África ha iniciado una campaña de recaudación de fondos para la nutrición y la vacunación infantil, entre otros objetivos, ya que, como alerta, los daños colaterales de la pandemia de COVID-19 amenazan la vida de casi un millón de niños africanos.

Por ello, la campaña #RegalaSalud es impulsada por Amref Salud África en España está destinada a sensibilizar sobre las dificultades que atraviesa el continente africano derivadas de la pandemia. El objetivo es sensibilizar y mover a la acción con el fin de conseguir fondos que ayuden a atender las consecuencias más drásticas de la pandemia en el campo de la salud como la desnutrición, la disminución de campañas de vacunación entre los menores de cinco años, el aumento de la violencia contra las niñas y de muertes maternas en el parto.

La ONG teme que las consecuencias de la pandemia podrían tener un impacto mucho mayor al del virus en sí mismo. El hambre y la falta de atención médica amenazan los avances logrados en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible. La desigualdad se hace patente ante esta amenaza global.

Amref Salud África ha recordado que las campañas de vacunación ya han empezado en Reino Unido y en España se iniciarán en unas semanas. «Pero en el continente africano no hay mucho lugar para el optimismo porque aún se esperan altas tasas de infecciones graves por COVID-19 y el 90% de su población no podrá acceder a la vacuna en 2021», según han denunciado las ONG Amnistía Internacional Frontline AIDS, Global Justice Now y Oxfam.

La desigualdad y la falta de acceso a las vacunas es un escenario que, la organización africana especializada en salud, quiere evitar. «Como ONG internacional que trabaja en 35 países, Amref está en el centro de la conversación en torno a las políticas que promueven que la vacuna de COVID-19 esté disponible para todos, asegurándonos que la tenga quién la necesita rápidamente, priorizando y apoyando a los gobiernos nacionales», ha dicho el doctor Githinji Gitahi, director global de Amref Health Africa.

Gitahi ha añadido que en el equipo de Amref se va a asegurar que las vacunas llegan a todos los lugares, por remotos que sean, gracias a los Flying Doctors, que llevan décadas realizando campañas de vacunación en sus avionetas medicalizadas a zonas rurales y remotas del continente.

La organización ha formado a 100.000 trabajadores sanitarios y agentes de salud (el 78% a través de herramientas online) en prevención, tratamiento y manejo de casos de COVID-19. También se han asegurado que todos los trabajadores sanitarios tengan un suministro adecuado de Equipos de Protección Individual (EPIs). En ocho meses se han repartido más de 40.000 unidades de material sanitario protector. Además, proporcionan apoyo psicosocial a los trabajadores sanitarios.

Pero la ONG considera que las mayores consecuencias de la pandemia por COVID-19 van a ser sus daños colaterales. La sombra de la pandemia amenaza la vida de 890.000 niñas y niños en África y 15,4 millones de menores de 5 años van a padecer desnutrición aguda grave.

Por otro lado, temen que las restricciones generen un aumento del 60% de las muertes maternas en el continente que de por sí ya acumulaba el 40% de las muertes maternas en el mundo, y originarán 2 millones de mutilaciones femeninas y 13 millones de matrimonios infantiles que de otra manera no habrían tenido lugar de aquí al 2030.

Por ello, desde Amref Salud África ha lanzado la campaña ‘Regala Salud’, centrada en mitigar las nuevas desigualdades que ha generado la pandemia. La iniciativa persigue promover campañas de vacunación infantil, el tratamiento de la desnutrición, salud materna, y luchar contra la mutilación genital femenina y los matrimonios infantiles, con el objetivo de evitar muertes prevenibles.

La ONG considera que, a pesar de que esta pandemia no tiene precedentes, la crisis de la COVID-19 ha demostrado que el continente africano puede aprovechar sus fortalezas para crear un futuro mejor para todos. «Muchos gobiernos africanos han asumido un rápido liderazgo gracias al apoyo de instituciones locales como Amref y esta situación puede servir como base para una futura mejor gestión de emergencias y crisis humanitarias desde África y para África», afirman.

- Publicidad -

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora