19.7 C
Madrid
domingo, 16 junio 2024
Array

El Real Patronato sobre Discapacidad publica una guía sobre servicios bancarios en lectura fácil

MÁS INFORMACIÓN

Explica conceptos básicos, cómo abrir una cuenta corriente, cómo usar una tarjeta de crédito o cómo comprar por Internet.

Las personas con discapacidad cuentas desde ya con una Guía Básica sobre Servicios Bancarios en lectura fácil, publicada por el Real Patronato sobre Discapacidad y redactado por la organización Plena Inclusión Madrid.

Esta guía, explican sus redactores, ofrece claves básicas en un lenguaje comprensible para el manejo del dinero, e información sobre las nuevas formas de relacionarse con el banco a través de las nuevas tecnologías.

«En esta guía te vamos a explicar qué es una cuenta corriente, una tarjeta de débito y cómo puedes utilizar los servicios de un banco a través de Internet o de una aplicación para el móvil. Además, te vamos a dar algunos consejos para que utilices estos servicios bancarios de forma segura», arranca el texto, que advierte a los usuarios de que los asuntos más importantes están marcados con el símbolo ‘!’ en rojo.

El documento, que recoge Europa Press, incluye definiciones de algunos conceptos, como cajero automático, transferencia, pago, saldo, comisiones, intereses, movimientos, extracto, efectivo, cuenta corriente o domiciliar de forma sencilla y en apenas dos o tres líneas.

«Ingreso: dinero que una persona recibe de otra persona o una empresa. También es el dinero que una persona deposita en su cuenta corriente», explica, por ejemplo.

CUENTAS CORRIENTES

Posteriormente, amplía un poco más la información. Así, en el capítulos sobre las cuentas corrientes señala cómo se abren, para qué sirven o en qué se debe fijar el usuario de este servicio, como si le ofrecen tarjetas, si está obligado a tener ingresos habituales o a domiciliar facturas y recibos, o si es posible que otras personas puedan usar dicha cuenta. Además, advierte de que el banco debe darle una copia del contrato o explicarle de forma clara sus dudas.

También se explica cómo se identifican las cuentas corrientes, a través del código IBAN y la numeración; y plantean otras cuestiones como el precio que supone tener una cuenta, las diferentes comisiones existentes, cómo puede acceder a información sobre ella.

En un apartado, también explica al usuario qué hacer si se está descontento con el banco y se quiere trasladar la cuenta a otra entidad.

De manera similar se estructura el capítulo sobre las tarjetas, que especifica qué tipos hay, cómo se usan para pagar o en un cajero automático y las comisiones que implica su tenencia o uso.

SEGURIDAD EN EL USO DE TARJETA Y COMPRAS ONLINE

En este caso, la guía pone el foco en la seguridad, con consejos sobre la utilización del PIN –aconseja no poner fechas o cifras fáciles de adivinar–, recomienda aprenderse este número de memoria y no llevarlo encima escrito e, incluso, cambiarlo cada seis meses. Del mismo modo, advierte que el banco «nunca» va a pedir el PIN si llaman por teléfono al usuario o contactan con él por correo. Además, recoge el proceso a seguir en caso de robo.

La seguridad es también parte importante del capítulo sobre compras online. En este caso, pide que se ponga atención en la dirección de la web, que la página tenga marca de compra segura y recomienda activar el sistema de aviso que tienen muchas entidades bancarias para asegurar la compra por Internet.

El objetivo de esta guía, según han explicado sus impulsores, es facilitar a las personas con discapacidad el acceso a estos servicios, ahora que se ha aprobado la reforma de la legislación civil y procesal por la que se sustituye la incapacitación judicial a este colectivo por un sistema de apoyo.

Esta norma, impulsada por las organizaciones que representan al colectivo, se elimina del ámbito de la discapacidad la tutela, la patria potestad prorrogada y la patria potestad rehabilitada, figuras que, tal y como denunciaban las entidades, no responden al sistema de promoción de la autonomía de las personas adultas con discapacidad.

También obliga a modificar las leyes Hipotecaria y del Registro Civil; y reforma la ley de Enjuiciamiento Civil en relación al ejercicio de las acciones de determinación o impugnación de la filiación, en los procedimientos de separación y divorcio y en el procedimiento para la división de la herencia.

ELIMINACIÓN DEL TUTELAJE DEL COLECTIVO

La adaptación publicada por el Real Patronato sobre Discapacidad está dirigida a facilitar información a personas con problemas de comprensión lectora y contribuir de esta forma a que puedan tener más control sobre sus propias vidas y ser más independientes y autónomas.

Desde Plena Inclusión explican que los servicios bancarios forman parte del día a día de una buena parte de la ciudadanía y señalan que esta guía facilita información sobre algunos de estos productos, como las cuentas corrientes o las tarjetas de débito; claves para utilizar los servicios a través de Internet o aplicaciones móviles y consejos de seguridad durante su uso.

«Acercar temáticas complejas de un modo sencillo a través de la lectura fácil es uno de los compromisos que este organismo tiene desde hace años y que seguirá formando parte del programa editorial del Real Patronato sobre Discapacidad», ha señalado la consejera técnica del Patronato, María Teresa Fernández Campillo.

Del mismo modo, el director general de Plena Inclusión Madrid, Ángel San Gregorio, ha recordado la oportunidad que ofrece esta herramienta de accesibilidad para la autonomía personal de este colectivo y se ha referido al contendido de la guía como «esencial» para que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo puedan relacionarse con su entidad bancaria con mayor conocimiento y seguridad.

La Guía Básica sobre Servicios Bancarios en lectura fácil ha sido editada tanto en papel como en formato online, dentro del programa editorial del Real Patronato sobre Discapacidad correspondiente al ejercicio 2020, en el que también se han publicado trabajos sobre el impacto de la pandemia Covid-19 en las personas con discapacidad, la lengua de signos española, el subtitulado y audiodescripción en la TDT, las viviendas inclusivas o el emprendimiento en personas con discapacidad.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora