21 C
Madrid
jueves, 17 junio 2021

Las residencias superaron las 600 muertes diarias entre la última semana de marzo y la primera de abril de 2020

MÁS INFORMACIÓN

Entre el 31 de marzo y el 7 de abril fallecieron más de 900 personas al día en sus domicilios.

Las residencias españolas llegaron a superar las 600 muertes diarias en ocho jornadas, entre la última semana de marzo y la primera de abril de 2020, coincidiendo con los peores momentos de la pandemia de la Covid-19 y, a partir del 19 de abril, los fallecimientos cayeron por debajo de los 400 al día, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, de los datos se desprende que, entre el 24 de marzo y el 3 de abril se superaron las 600 muertes diarias en residencias, casi todos los días, salvo tres, en los que hubo 585, 574 y 569.

El año 2020 había comenzado con entre 300 y 400 defunciones diarias, una horquilla que se mantuvo entre enero y la primera quincena de marzo, excepto algún día en que se superó esta cifra.

Si bien, a partir de la tercera semana de marzo, justo tras declararse el Estado de Alarma, la cifra de defunciones se disparó por encima de las 500, llegando a alcanzar casi las 700. Los días con más muertes en residencias fueron el 25 de marzo (697 fallecidos) y el 27 de marzo (694).

Teniendo en cuenta no solo las residencias sino también las muertes en hospitales y domicilios, la estadística revela que del 1 de enero al 19 de marzo hubo entre 1.000 y 2.000 defunciones diarias en España. A partir del 20 de marzo, se superó la barrera de los 2.000 hasta el 27 de marzo, cuando se rebasaron las 3.000 defunciones.

Los días con más fallecimientos fueron el 27 de marzo (3.037 defunciones), el 28 (3.011), el 30 (3.034), el 31 (3.214) y el 1 de abril (3.130).

A partir del 15 de abril las defunciones cayeron por debajo de las 2.000 al día, y en el mes de mayo hubo tres días con menos de 1.000 (el 10, el 18 y el 31).

En cuanto a los fallecimientos en hospitales, estos empeoraron a partir del 19 de marzo, cuando se superaron por primera vez en el año las 1.000 muertes por día. El 27 y el 31 de marzo hubo más de 1.500; y a partir del 11 de abril volvió a haber menos de 1.000 cada día.

En los domicilios, las muertes alcanzaron sus máximos unos días después que las registradas en hospitales. Así, entre el 31 de marzo y el 7 de abril fallecieron más de 900 personas cada día en su casa (salvo el 8 de abril que fueron 899).

- Publicidad -

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora