23.4 C
Madrid
martes, 19 octubre 2021

Los españoles donaron 23,3 millones de euros a ONG a través de testamentos solidarios durante 2020

MÁS INFORMACIÓN

Los españoles donaron 23,3 millones de euros a las ONG de la Plataforma Haz Testamento Solidario a través de este legado durante el año pasado. En el caso de Manos Unidas, ingresó 4,6 millones de euros de testamentos solidarios en 2020, según ha dado a conocer la organización con motivo de la celebración del Día Internacional del Legado Solidario, este lunes 13 de septiembre.

A pesar de la crisis, Manos Unidas ha constatado que, durante la pandemia, sus socios y colaboradores no han dejado de apoyar a las personas más desfavorecidas, conscientes de que, en muchos países del mundo en los que trabaja la ONG, la presencia del Estado es casi inexistente. Además, en muchos de estos países, la pandemia ha provocado retrocesos de décadas en los niveles de desarrollo que van a obligar a que millones de personas sigan necesitando apoyo durante mucho tiempo, incluso cuando la crisis sanitaria haya pasado.

Esta situación, y el ser ahora más conscientes de la propia vulnerabilidad, «ha hecho que muchas personas quieran formar parte de ese futuro esperanzador, sin hambre, con el que todos soñamos», explica Alberto Mora, responsable de Herencias y Legados de Manos Unidas. Probablemente, el ser conscientes de las enormes desigualdades que ha evidenciado la pandemia, «han provocado un incremento en la demanda de información sobre los testamentos solidarios» añade.

En el caso de Manos Unidas, este incremento se ha traducido en que se ha multiplicado por cuatro la demanda de información sobre esta manera de colaborar con las causas de la ONG. «Desde 2020 y hasta el día de hoy, hemos atendido casi cuatro veces más solicitudes de información acerca del testamento y el legado solidario que en 2019», asegura Mora.

Para Mora, la pertenencia de Manos Unidas a la Iglesia católica y su experiencia de más de seis décadas de trabajo en casi 60 países del mundo, así como su ámbito de actuación, cercanía, rigor y transparencia han permitido que «Manos Unidas sea, desde hace muchos años, una de las principales entidades receptoras de herencias y legados en España».

La ONG obtuvo por este concepto 4.616.752 euros, es decir, un 11,1 por ciento del total de sus ingresos del año, lo que ha permitido financiar diversos proyectos en sectores como educación, salud, agua y saneamiento, derechos de la mujer y equidad, derechos humanos y sociedad civil, alimentación y medios de vida y medioambiente y cambio climático, además de los proyectos de emergencia que lleva a cabo como los derivados de la pandemia del coronavirus estos últimos tiempos.

Sin embargo, a pesar de que en los últimos años cada vez son más las personas que hacen testamento solidario, España aún está lejos de alcanzar las cifras de otros países europeos como Reino Unido, donde las donaciones a través de testamentos solidarios alcanzaron en 2020 los 2.500 millones de euros.

«Esto sucede, fundamentalmente, por falta de información y porque la sociedad española percibe el hecho de dejar un legado o un testamento solidario como algo complicado. Sin embargo, se trata de un acto sencillo, económico y reversible que, además, respeta los derechos de los herederos legítimos», añade Mora.

«La sociedad española –prosigue– ha comenzado a ver que otorgar testamento solidario es un gesto necesario para poder seguir trabajando junto a los más empobrecidos y prueba de ello es el incremento experimentado».

EL CASO DE FERNANDO: FELICIDAD EN LAS COSAS SENCILLAS

Fernando Ayala es una de esas personas que pensó en dejar un mundo más justo para sus seres queridos y para los más desfavorecidos, a pesar de que él ya no estuviera aquí. «Mi hermano Fernando, capitán de barco, tuvo un trabajo que le permitió viajar mucho y observar y analizar los problemas de nuestras sociedades», detalla su hermano, Alex Ayala.

«Siempre estaba listo para apoyar iniciativas solidarias y, lo que más le honra, es que lo hacía en silencio, como un monje de clausura que encuentra la felicidad en las cosas más sencillas, siguiendo esa máxima que dice que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda. Por eso no me sorprendió cuando descubrí que lego* una buena parte de su patrimonio a Manos Unidas», reconoce.

Ayala agradece el gesto de su hermano porque supone «un mensaje de alegría y esperanza». «La mayor parte de los rastros de los que ya no están –un pañuelo de papel sin usar, un libro a medio leer, un vaso de agua sin beber sobre una mesilla– nos recuerdan las cosas que ya no podrán hacer y multiplican la sensación de ausencia y angustia. Con su donación, mi hermano deja un mensaje mucho más alegre y más vívido: nos da la oportunidad de luchar por un mundo más justo», apostilla.

Gracias a la generosidad de Fernando Ayala, y a su testamento solidario, Manos Unidas va a llevar a cabo un proyecto de prevención de tráfico humano en Jashpur (India), donde, según datos oficiales, desaparecen cada día más de 500 mujeres y niños.

El legado de Fernando servirá para que se puedan realizar campañas de concienciación masiva en las aldeas y colegios de la zona y para que se creen Comités de Vigilancia y un registro de todas las personas que migran para controlar su situación. Y, sobre todo, permitirá dar especial atención a las víctimas rescatadas para su reinserción social.

La web ‘https://www.manosunidas.org/testamento-solidario-herencias-legados-ong’ ofrece información para hacer un testamento solidario. Manos Unidas forma parte, junto a otras 21 organizaciones, de la Plataforma Haz Testamento Solidario, cuyo objetivo es concienciar a la ciudadanía española sobre la importancia de hacer testamento e informar sobre la posibilidad de dejar un legado de solidaridad a una organización sin ánimo de lucro.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora