5.9 C
Madrid
jueves, 2 diciembre 2021

Calviño insiste en esperar a las conclusiones de los expertos en febrero para abordar la reforma fiscal

MÁS INFORMACIÓN

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha insistido este lunes en que el Gobierno esperará a tener las conclusiones del grupo de expertos en febrero para abordar la reforma fiscal, aunque ha remarcado que lo importante primero es recuperar la actividad económica y el empleo.

«Lo importante es recuperar la actividad económica y los niveles de empleo. Se pueden hacer ajustes en determinados elementos, pero vamos a esperar a febrero a que nos presenten las propuestas el grupo de expertos que se ha puesto en marcha para abordar una modernización del ámbito fiscal», ha señalado en una entrevista en ‘Cope’ recogida por Europa Press.

La responsable económica del Gobierno ha matizado que no se habla necesariamente de subir impuestos sino de adaptar la realidad fiscal del país al siglo XXI.

En este sentido, ha recordado que dentro de dos semanas ella misma y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirán a Roma a la reunión del G20, donde espera que se pueda llegar a un acuerdo sobre un tipo mínimo del impuesto de sociedades del 15% a nivel internacional.

Para Calviño, este acuerdo sería «importantísimo» para la lucha contra la competencia a la baja entre los distintos países, ya que no es solo evitar los paraísos fiscales, sino que haya un conjunto de países que vayan bajando los impuestos.

Pese a los cambios fiscales y las nuevas medidas en materia laboral que está planteando el Ejecutivo, la titular de Economía ha asegurado que los inversores, semana tras semana, revalidan su confianza en la economía española. «Los inversores saben que España es un país serio, responsable y saben lo que vamos a hacer en los próximos años», ha remarcado.

CONFIESA QUE LE SORPRENDIÓ EL AVANCE DEL INE, QUE LUEGO FUE REVISADO

La responsable económica ha admitido que le «sorprendió» el avance «tan positivo» que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el segundo trimestre del año, cuando situó el crecimiento en el 2,8%, que luego tuvo que revisar al 1,1%.

«Confieso que me sorprendió ese incremento tan intenso del segundo trimestre, que estaba por encima de lo que el Gobierno previó y la mayoría de los organismos», ha admitido la vicepresidenta.

Ante esto, ha argumentado que es «complejo» hacer análisis en estos momentos y ha valorado la intención del INE de crear un grupo de trabajo técnico con otras instituciones para analizar el encaje de los indicadores extraordinarios utilizados durante la pandemia, con el objetivo de mejorar las metodologías y la capacidad colectiva de prever qué es lo que va a suceder con la economía.

LO IMPORTANTE DEL REPUNTE DEL IPC ES QUE NO SEA «ESTRUCTURAL»

La ministra ha señalado que, hasta el momento, no es tan sorprendente el repunte de la inflación y ha señalado que lo importante en cuanto a su evolución es que no se convierta en algo estructural.

La responsable económica del Gobierno ha explicado que España ha experimentado un rebote importante del Índice de Precios al Consumo en los meses centrales del año, algo en lo que ha influido, tanto los mercados energéticos internacionales, como el efecto base al tomar como referencia la comparación con el dato del año pasado, en plena pandemia.

En este sentido, ha destacado que si se tiene en cuenta la inflación subyacente, sin contar con alimentos y energía, el repunte se sitúa entorno al 1%, por debajo de la media de la zona euro. «De momento, no es tan sorprendente el repunte de los precios. Lo importante es que no sea estructural», ha remarcado.

En cuanto a uno de los factores que más inciden en el repunte de la inflación, que es la evolución de los mercados energéticos internacionales, la ministra ha apuntado que será uno de los temas centrales que abordará este lunes en Eurogrupo, el Ecofin mañana y el Consejo de la Energía el miércoles.

«España ha puesto en la agenda este tema y ya es el prioritario en el ámbito europeo», ha enfatizado Calviño, tras remarcar que se deben impulsar respuestas a nivel europeo sobre este problema, aparte de las que se puedan abordar por cada país.

DIFERENCIAS EN EL SENO DEL EJECUTIVO

La vicepresidenta primera ha defendido, tras las polémicas entre el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que el que haya distintos puntos de vista dentro del Gobierno «es consustancial a cualquier gran organización humana». «Todos los gobiernos tienen distintos puntos de vista y no es algo que me sorprenda. Lo importante es que tengamos una visión coherente», ha remarcado.

En este sentido, ha recordado que la hoja de ruta del Gobierno está muy clara en el ámbito laboral y de pensiones, remarcando que se pretende alcanzar un acuerdo en ambos campos antes de que finalice el año, de acuerdo con el calendario enviado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia a la Comisión Europea.

«Tenemos una oportunidad única e histórica para abordar temas de regulación para crear empleo de calidad y estado de bienestar», ha remarcado la vicepresidenta.

CONTINUAR CON LA SENDA PARA MEJORAR EL SMI

Preguntada sobre si el presidente del Gobierno «siempre le da la razón» a Yolanda Díaz, Calviño ha asegurado que esa visión no responde a la realidad. «El presidente Sánchez y yo hemos estado totalmente alineados desde el día uno y en nuestra visión de cara a los próximos meses y años», ha recalcado.

En este sentido, ha asegurado que, en el caso del Salario Mínimo Interprofesional, fue ella misma la que anunció que se retomaría la senda de incrementos si la economía se seguía recuperando y ha enfatizado que se tendrá que seguir esa línea de mejorar los salarios, cumpliendo así con el compromiso del Gobierno de que alcance el 60% del salario medio antes de que finalice la legislatura.

UNA LEY DE VIVIENDA QUE PROTEJA «A INQUILINOS Y CLASE MEDIA»

Uno de los puntos más controvertidos en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2022 entre PSOE y Unidas Podemos está siendo la ley de vivienda. Mientras la formación ‘morada’ clama por acordarla, ligándola a las cuentas públicas del próximo año, los socialistas la desvinculan de las negociaciones de los PGE.

En este sentido, Calviño ha remarcado que el problema de vivienda «no se resuelve con una medida o una ley», sino que hay que abordar, entre otras cuestiones, un programa de vivienda pública o aumentar las vivienda en alquiler.

Además, ha enfatizado que se debe lograr un equilibrio porque «hay que proteger a los inquilinos, pero también a la clase media del país». «Somos un Gobierno que gobierna para el conjunto de los ciudadanos y no podemos perder el otro lado del mercado de la vivienda», ha recalcado.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora