8.3 C
Madrid
domingo, 28 noviembre 2021

Sánchez defiende la «ciencia pública» y aboga por combinar protección a los afectados con reconstrucción

MÁS INFORMACIÓN

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tachado de «mala noticia» la evolución de la erupción del volcán de Cumbre Vieja en la isla de La Palma y ha defendido el papel de la «ciencia pública» porque gracias a ella se pudo evacuar en «instantes» a los afectados y no han tenido que lamentarse pérdidas.

En una entrevista en La Sexta que recoge Europa Press, el jefe del Ejecutivo ha abogado por combinar la protección de los vecinos afectados con las taeras de reconstrucción en cuestiones como el regadío en plantaciones plataneras o la circulación del tráfico en las carreteras dañadas.

«Lo más importante es el enfoque de la ciencia», ha dicho para alabar la «extraordinaria respuesta cívica» de los palmeros y las palmeras. Además, Sánchez ha defendido la «unidad» ante este hecho y ha revelado que eso es precisamente lo que le pidió uno de los vecinos de La Palma, que se mantengan todos unidos ante la catástrofe.

El presidente del Gobierno ha apuntado, no obstante, que el problema que tienen los científicos es que se desconoce cuánto puede durar la erupción para recordar que la registrada en 1971 se alargó durante casi tres meses.

«Ahora mismo que está a punto de culminar el primer mes, quiero trasladar un mensaje de solidaridad. España está con La Palma», ha subrayado, al tiempo que ha afirmado que todas las administraciones trabajan «codo con codo» para responder a lo más urgente o inmediato, como dónde ubicar a los afectados, en qué hoteles o cómo garantizar una pronta compra de una vivienda para estar temporalmente hasta reconstruir las viviendas o construirlas en otro lugar.

Además de la ciencia, el jefe del Ejecutivo ha querido reconocer el papel de las Fuerzas Armadas, de todos los equipos de Protección Civil, Cruz Roja, psicólogos o trabajadores sociales que ha asegurado que tienen todo su reconocimiento y admiración.

Finalmente, ha señalado que en un tiempo de sucesión de crisis, con la pandemia, la erupción y también los incendios del pasado verano, como el de Ávila, se pone de manifiesto lo «importante» que es lo público y un estado social y democrático de derecho fuerte.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora