5.9 C
Madrid
jueves, 2 diciembre 2021

Nélida Piñon, sobre el revisionismo histórico: «No fuimos santos ni lo somos ahora, la Historia es imborrable»

MÁS INFORMACIÓN

La escritora y Premio Príncipe de Asturas Nélida Piñon regresa a la novela con ‘Un día llegaré a Sagres’ (Alfaguara), un recorrido por la historia portuguesa del siglo XV al XIX con el que la autora pretende «dar a conocer el pasado y preservarlo».

«Pedir perdón por lo hecho hace que haya una suposición de algo que pagar, y eso no lo entiendo. La Historia es imborrable y lo que hay que hacer es conocerla y tener grandes historiadores, porque no fuimos santos ni seguimos siéndolo», ha señalado en una entrevista con Europa Press la autora brasileña.

Piñon ha puesto como ejemplo a Moctezuma, emperador Azteca que practicaba «ejercicios de crueldad» y llegó a matar a «tribus enteras». «Hay que tener grandes historiadores que sean exégetas del pasado, porque todo lo que uno aprende de la Historia sirve para ser luego crítico», ha señalado.

En ‘Un día llegaré a Sagres’, el joven Mateus, nacido en el siglo XIX en una aldea del norte de Portugal e hijo de una prostituta acusada de brujería, emprende un viaje en dirección al sur en busca de la utopía y que sirve para recorrer la historia de Portugal. «Así es como descubre que su lugar no es un pueblo miserable, sino que ha pasado por muchas cosas para llegar a ser una nación. Y siendo una nación, puedes enfrentarte a todas las aventuras», ha defendido.

El principal problema para la autora es el hecho de que hoy en día «no se está estudiando la Historia como se debería». Preguntada al respecto de si esta pandemia abrirá un periodo similar en cuanto a creatividad como el del Renacimiento, Piñon no lo ve así porque «no es un buen momento para la creación».

«Sí es verdad que se están haciendo concesiones estéticas, pero es difícil hacer un libro que tome tiempo de la vida de alguien, porque se está tentado solo a tener éxito. Uno tiene que pagar un precio por la vocación de inmortalidad, y no veo a la gente preparada para eso», ha lamentado la escritora brasileña.

Piñon, quien se define como «feminista histórica», también se ha referido al uso de una voz masculina «muy sexual» en esta nueva novela. «No podría contar esta historia con una voz femenina porque en el siglo XIX no había peregrinas pobres, ya que ellas estaban destinadas al refugio del hogar», ha explicado.

«Pero la composición de una mujer hecha por un hombre puede ser tan maravillosa como al revés. Es lo que dijo Flaubert de ‘Madame Bovary soy yo'», ha añadido, para después defender una sexualidad «más natural». «Soy feminista y para mí el piropo es maravilloso: quiero que sean galantes conmigo como yo también soy galante», ha resaltado.

Piñon conocía la semana anterior que lograba la nacionalidad española por carta de naturaleza –de los 10 a los 12 años ya estuvo viviendo en Galicia–. «Amo España, pero no tenía coraje para pedir la nacionalidad. Ahora con esta concesión siento una emoción profunda y es como volver a dar vida a mis muertos», ha señalado la autora, recordando a su abuelo Daniel, que emigró desde Galicia a Brasil.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora