26.2 C
Madrid
martes, 25 junio 2024
Array

ONG denuncian la expulsión de dos menores marroquíes de Ceuta cuyas repatriaciones están paralizadas por la Justicia

MÁS INFORMACIÓN

La fiscalía abre diligencias y pedirá las grabaciones del puerto y de la frontera como reclaman las entidades.

Varias organizaciones humanitarias que trabajan directamente con los menores migrantes en Ceuta han denunciado la expulsión de dos menores marroquíes, de 15 y 16 años, de la ciudad autónoma, a pesar de que se repatriación está paralizada por la Justicia.

Según narran estas ONG –Andalucía Acoge, Coordinadora de Barrios, No Name Kitchen, Maakum y Fundación Raíces– los hechos ocurrieron el pasado 28 de noviembre cuando los menores –llegados a España en la crisis migratoria del mes de mayo– estaban en el puerto de Ceuta junto a un amigo intentando subir a nado a un barco con destino a Algeciras (Cádiz).

En el agua fueron interceptados por una embarcación de la Guardia Civil y trasladados a una comisaría, en donde se les tomó declaración. En este proceso, según han denunciado las entidades, se produjeron diversas irregularidades, como que los menores no tuvieran intérprete o representación legal, así como la asistencia de alguien del área de menores de Ceuta.

UN «GRAVE INCUMPLIMIENTO» DE LA LEY

Tras los trámites en comisaría, según relatan las ONG, los menores fueron conducidos al puesto fronterizo del Tarajal, en la ciudad autónoma en donde, ante las súplicas de los menores, les cogieron por las manos para ser entregados a la policía Marroquí.

Fundación Raíces y Coordinadora de Barrios, que ejercen la defensa letrada de estos dos adolescentes, pusieron estos hechos en conocimiento del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ceuta, del Ministerio del Interior, de la Secretaría de Estado de Seguridad, del Área de Protección de Menores de la Ciudad de Ceuta, del Fiscal de Menores de Ceuta, del Fiscal de Sala Coordinador de Menores de la Fiscalía General del Estado y del Defensor del Pueblo.

Las ONG advierten de que, si se confirma esta situación, España está ante «un grave incumplimiento» del procedimiento establecido en la legislación para la repatriación de menores extranjeros y un «grave desacato» a la orden dada por el Juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Ceuta.

GRABACIONES DE VIDEO Y AUDIO

Este juzgado prohibió de manera expresa llevar a cabo cualquier actuación encaminada a la repatriación de los menores demandantes, entre los que se encuentran los dos menores ahora expulsados, tras el intento de expulsión de estos jóvenes el pasado mes de agosto.

Tras esta denuncia, la Fiscalía ha acordado abrir diligencias de investigación para esclarecer estos hechos. En concreto ha aceptado las reclamaciones que Fundación Raíces incluye en su denuncia como la recogida de imágenes del puerto de Ceuta y del paso fronterizo del Tarajal del pasado 28 de noviembre; la grabación de audios de todas las comunicaciones del Centro Operativo de Servicios (COS); o las minutas de intervención de los agentes de la Guardia Civil que actuaron ese día.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora