5.6 C
Madrid
lunes, 24 enero 2022

Calviño confía en mejorar la sostenibilidad de la deuda española incluso si cambiase la política del BCE

MÁS INFORMACIÓN

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, confía en que España continuará mejorando durante este año la sostenibilidad a largo plazo de la deuda soberana, incluso en el caso de un escenario de progresiva normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

«El escenario en el que trabajamos es uno en que seguiremos mejorando la sostenibilidad a largo plazo de la deuda en 2022, incluso bajo un escenario de progresiva normalización de la política monetaria, que no esperamos», ha señalado Calviño en declaraciones a Bloomberg TV recogidas por Europa Press.

A este respecto, la vicepresidenta ha recordado que tanto las declaraciones desde el BCE, como las previsiones de la institución y las diferencias en el ciclo respecto de economías como Estados Unidos, apuntan al mantenimiento de la actual posición acomodaticia de la política monetaria, «que es lo que se necesita en este momento», aunque ha subrayado que el Gobierno está preparado para un escenario alternativo.

«Incluso en un escenario de progresiva normalización de la política monetaria, teniendo en cuenta los vencimientos de la deuda soberana y la evolución de los tipos de interés, esperamos que la situación continúe mejorando durante 2022 como fue el caso de la sostenibilidad de la deuda pública en 2021», ha puntualizado.

Por otro lado, Calviño ha destacado la alta volatilidad en cuanto a previsiones económicas, por lo que ha subrayado la necesidad de ser particularmente prudentes, añadiendo que los indicadores económicos apuntan que la recuperación se aceleró en 2021 y también hay perspectivas muy positivas en 2022.

En este sentido, ha defendido que la situación actual es muy diferente a la registrada en los dos años previos y se está viendo que el impacto de la ola ómicron de la pandemia es muy diferente, apuntando que probablemente se producirá una transición a una fase en la que sea una enfermedad endémica, lo que no implica que haya que dejar de ser muy prudentes, pero sí que las medidas a adoptar son diferentes a las de hace dos años.

En cuanto a la inflación, Calviño se ha mostrado más preocupada por los procesos subyacentes del repunte, ya que ha considerado hasta cierto punto normal un rebote de los precios tras la recesión registrada, sumada a efectos de base.

«Estoy más preocupada por los posibles cuellos de botella y los precios de la energía», ha indicado, recordando que, tanto las instituciones de previsión económica, como empresas logísticas… esperan una normalización de la situación hacia la segunda mitad del año.

Por otro lado, en cuanto a los recursos del fondo europeo de recuperación, la vicepresidenta española ha señalado que tras haber recibido el primero subsidio, se espera completar la asignación final de los recursos este año para comenzar a solicitar los préstamos «entre ahora y 2026».

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora