11.5 C
Madrid
miércoles, 28 febrero 2024
Array

Podemos propone que la investigación de abusos en la Iglesia avance «en paralelo» en Congreso y Defensor del Pueblo

MÁS INFORMACIÓN

Unidas Podemos ha propuesto que la investigación de los abusos sexuales a menores en la Iglesia católica española avance «en paralelo» en la institución del Defensor del Pueblo –la propuesta del PSOE– y en el Congreso de los Diputados –la propuesta de Podemos, ERC y EH Bildu– aunque poniendo el «protagonismo» en la Cámara Baja.

«La idea es que el protagonismo siga estando en el Congreso, que se pueda repartir el trabajo, que haya cosas que se hagan desde el Defensor del Pueblo y otras desde la comisión parlamentaria», ha explicado el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, este martes, en rueda de prensa en el Congreso.

Asens ha puntualizado que la propuesta del PSOE es «compatible» con la iniciativa que presentaron Unidas Podemos, ERC y EH Bildu para crear una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados. «No son excluyentes, son dos vías que pueden coexistir, lo ideal es que se pudieran coordinar», ha remarcado.

En este sentido, ha avanzado que su grupo votará a favor de la proposición no de ley del PSOE para que el Defensor del Pueblo lidere la investigación de los abusos en la Iglesia, y espera que los socialistas también den un voto favorable a su propuesta porque «pueden ir juntas».

Además, Asens ha subrayado que sería importante la Comisión en el Congreso porque el Defensor del Pueblo puede encontrarse con «obstáculos» para investigar como ya le ha ocurrido al Sindic de Greuges –la figura equivalente en Cataluña–, que también ha investigado estos hechos en esta comunidad autónoma y que ha terminado pidiendo que se cree una comisión de investigación en el Parlamento de Cataluña.

Respecto a las diferencias entre el Defensor del Pueblo y la Cámara Baja, Asens ha señalado que «cuando el Congreso cita en comparecencia a una persona esta tiene varias obligaciones: la de acudir a la cita, con riesgo de que, si no acude, sea sancionada, y la de decir la verdad porque, si no, se arriesga a un delito de falso testimonio».

«La comisión tiene unas funciones de policía incluso, porque tiene capacidad coercitiva a la hora de llevar a cabo las investigaciones, que le da una potencia de ir más lejos que el Defensor», ha añadido.

Sobre la confidencialidad que se querría garantizar con la comisión liderada por el Defensor, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso ha puntualizado que «no todas las víctimas quieren esa intimidad, que se ventile en un despacho» sino que desean «tener un espacio institucional de reconocimiento».

En todo caso, Asens ha destacado que les parece «bien» que el Defensor del Pueblo tenga «un protagonismo» porque es una institución «con un prestigio y una independencia que puede dar rigor a ese trabajo», y que se apoye en un grupo de expertos independientes, pero ha añadido que en sus estatutos está previsto que tenga «un papel auxiliar» al impulso que, a juicio de Unidas Podemos, debe salir del Congreso.

«No tenemos ningún inconveniente en que se apruebe la propuesta del PSOE, darle el mandato ya al Defensor del Pueblo para llevar a cabo esa investigación pero con el añadido de que el Defensor se coordine, se someta a la comisión de investigación, pueda comparecer las veces que haga falta y explicar cómo va la investigación», ha detallado.

Según ha precisado Asens, ya han hablado con el PSOE y han quedado convocados a una reunión en la que esperan llegar a un acuerdo. Asimismo, desde Unidas Podemos quieren seguir trabajando al lado de las víctimas de abusos en la Iglesia, con las cuales han constituido un grupo de trabajo y se reunirán con ellas próximamente en un encuentro al que van a invitar también al PSOE.

«No podemos hacer una propuesta de espaldas a ellas, tienen que tener voz», ha subrayado. De hecho, ha añadido que estarían dispuestos incluso a retirar su propuesta en virtud de lo que les digan las víctimas.

Finalmente, Asens ha indicado que no se puede dejar este tipo de investigaciones «a la buena predisposición de la Iglesia» porque «la puede llevar al fracaso» y ha insistido en que «debe hacerse aunque no le guste» a los obispos.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora