25.1 C
Madrid
martes, 16 agosto 2022

Socios del Gobierno le piden escuchar a los transportistas pese a que Vox busque capitalizar su protesta

MÁS INFORMACIÓN

Socios del Gobierno como Esquerra Republicana, EH-Bildu, Más País-Equo y Compromís, han reclamado este martes al Ejecutivo sentarse y escuchar a las plataformas de transportistas movilizadas en el paro sectorial, pese a reconocer que Vox busca capitalizar la protesta.

Así, los diferentes portavoces de estas formaciones han defendido la legitimidad de estas protestas y han dicho reconocer las dificultades por las que atraviesa este sector, además de otros como el campo, por lo que han advertido del riesgo de ignorar estas reivindicaciones por asociarlas a Vox.

Para el diputado de Más País, Íñigo Errejón, esa sería una estrategia «suicida» que «regala la protesta a la extrema derecha», señalando que «un gobierno progresista no se puede permitir el lujo de no escuchar».

RECLAMACIONES RAZONABLES

Además, ha señalado que sus reclamaciones son «muy razonables», con medidas como garantizar un pago a 30 días, jubilación a los 60 años, inspecciones laborales o precios en sus contratos que garanticen la cobertura de los costes.

Mertxe Aizpurua, de EH-Bildu, ha instado al Gobierno a «tomar cartas en el asunto» ante una situación que califica de «insostenible», con riesgo de que se dé desabastecimiento y aumente «la sensación de zozobra e inseguridad» en la población. «La situación es tremenda y el Gobierno tiene que tomar cartas en el asunto con la mayor celeridad posible», ha dicho.

También considera «de sentido común» las reivindicaciones del sector el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, señalando que «evidentemente hay reivindicaciones justas», si bien «la ultraderecha está intentando capitalizar la indignación absolutamente legítima que hay en la calle».

«Reunirse no hace daño a nadie», ha abundado Joan Baldoví, por Compromís, apostillando, eso sí, que así «a lo mejor también se podría saber qué es lo que pretenden», pues ha lamentado haber visto «mucha protesta pero ninguna medida encaminada a que se acabe».

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora