26.4 C
Madrid
sábado, 25 junio 2022

El FMI prevé una corrección de la inflación en España y la recuperación del mercado laboral a niveles de 2008

MÁS INFORMACIÓN

La deuda pública no bajará del 114% en los próximos años, con el déficit enquistado en el 3,9%.

La economía española seguirá creciendo los próximos años sustancialmente por encima de la zona euro, lo que permitirá al país reducir la tasa de paro hasta el nivel más bajo desde 2008, aunque los niveles de deuda y déficit seguirán superando los registrados antes de la pandemia, según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que anticipa una brusca corrección a la baja de la inflación hacia finales del presente año.

De este modo, la institución internacional prevé que la tasa de inflación para la economía española, que el pasado mes de marzo se disparó al 9,8%, alcanzando su nivel más alto en 37 años, se moderará durante la segunda mitad de 2022, lo que permitiría reducir el alza de los precios a una media del 5,3% para el conjunto del año y al 2,7% al final del ejercicio.

De esta manera, las proyecciones a más largo plazo del FMI contemplan que la tasa de inflación promedio para España caerá hasta el 1,3% en 2023 y repunte de una décima un año después, hasta el 1,4%, subiendo al 1,6% en 2024 y hasta el 1,7% en promedio cada uno de los dos años siguientes.

La moderación esperada de las presiones inflacionistas y el impulso de la recuperación en curso, junto con la inyección de los fondos europeos previstos, permitirán a España crecer a un ritmo significativamente más alto que la zona euro durante todo el horizonte de las previsiones del Fondo.

En concreto, si para este año y el siguiente el FMI anticipa un crecimiento del PIB español del 4,8% y del 3,3%, respectivamente, en el caso de la eurozona se espera una expansión del 2,8% este año y del 2,3% en 2023.

A más largo plazo, el FMI pronostica que la economía española crecerá aún un 3,1% en 2024, moderando el ritmo de expansión al 1,9% en 2025; al 1,7% en 2026 y al 1,6% en 2027, mientras que la actividad de la zona euro aumentará un 1,8% en 2024 y un 1,6% en 2025, moderándose al 1,4% un año después y al 1,3% en 2027.

La recuperación de la actividad en España permitirá una reducción paulatina del desempleo, que cerraría este año en el 13,4%, por debajo del 14,1% anterior a la pandemia, tras lo que el FMI confía en que la tasa de paro se modere al 13% el próximo año y al 12,7% en 2024, para reducirse al 12,6% un año después y al 12,5% en los dos últimos ejercicios del horizonte de previsiones.

De este modo, el Fondo anticipa que España logrará este año por primera vez desde 2008 superar el umbral de los 20 millones de ocupados, con una previsión de 20,263 millones para 2022, frente a los 19,779 de 2019, que el próximo año aumentarán hasta los 20,448 millones.

Sin embargo, la institución internacional es menos optimista respecto de la posición fiscal de España, que reducirá este año su déficit al 5,3% desde el 7% de 2021 y hasta el 4,3% en 2023, pero que verá estancarse el saldo presupuestario negativo en el 3,9% durante el resto de los años del pronóstico.

Asimismo, la deuda pública, que se espera cierre 2022 en el 116,4% del PIB, bajará hasta el 115,9% en 2023 y el 114,7% un año después, pero se mantendrá en el 114,5% durante todo el horizonte de las proyecciones del FMI.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora