26.2 C
Madrid
domingo, 3 julio 2022

El festival Tomavistas resurge tras la pandemia: Alizzz y Rigoberta Bandini enaltecen el pop indie español en Madrid

MÁS INFORMACIÓN

Tres años después de su última edición, el festival Tomavistas resurge tras la pandemia. Así lo demostró este jueves, en su primera jornada, a ritmo de un pop indie español enaltecido por algunas de las figuras más destacadas de la escena musical actual, como Rigoberta Bandini, Cariño, Alizzz o Sen Senra.

En plena primavera madrileña, pero con hasta 34º grados, el festival consiguió congregar, esta vez en el IFEMA, a cerca de 8.500 personas, según la organización, para disfrutar de la decena de artistas programados para su primera jornada, a la que siguen otras dos en las que actuarán artistas nacionales e internacionales.

La valenciana Jimena Amarillo abrió sobre las 17.30 horas la veda a siete horas de conciertos y lo hizo con su «pop moñas», que incluye canciones como ‘Jugando a los Sims’ o ‘Ni se nota’, entre aplausos de un público que aún no era muy numeroso porque muchos aún intentaban entrar al recinto.

Ya acostumbrándose a subirse a los escenarios de los festivales españoles, el barcelonés Rojuu salió al del Tomavistas para cantar ante público muy entregado a sus canciones shadow pop, como él mismo define su estilo. ‘Un paseo más’ o ‘Rehab boyz’ fueron los temas más coreados por el público, hasta que subió al escenario Akira, amigo del catalán, y ambos iniciaron una fiesta con pogos incluidos.

El espectáculo de Rojuu coincidió con el de Confeti de Odio (Lucas Vidaur), que congregó a quienes preferían un ritmo más calmado, alejado de pogos, con canciones indie como ‘Minuto de ruido’ o ‘Día horrible’.

Ya a las 19.30, con más público tras haber llegado al recinto muchos que por fin salían de trabajar, fue el turno de Cariño. Recién llegadas de México y tras su famoso paso por el mismísimo Coachella, María Talaverano (voz y teclado), Paola Rivero (guitarra) y Alicia Ros (voz y bajo) presentaron en sociedad su segundo álbum, que combinaron con sus ya famosos temas. Así, el público cantó con ellas desde ‘Año de mierda’ a ‘Bisexual’ o ‘Si quieres’.

Posteriormente, llegó el turno de Cupido, que tiró a dar. La banda formada por el trapero barcelonés Pimp Flaco y el grupo madrileño-canario de ‘bedroom pop’ Solo Astra –integrada por Alejandro ‘Al’ García (bajo), Toni D Díaz (guitarra, teclados y coros), ‘Dannel’ Rodríguez (batería) y Luis ‘Luichi Boy’ Sansó (voz y guitarra)– decoró su escenario con decenas de peluches para entonar canciones como ‘Me da igual’.

Al mismo tiempo, los murcianos Trashi, María Lázaro (percusión), Luis Morera (bajo), Luz Abril (guitarra) y Sergio Nicolás (voz y guitarra) llevaron su buena vibra y canciones melancólicas al escenario pequeño, donde hicieron al público acompañarles en temas como ‘Ojalá no te hubiera conocido nunca’.

‘AY MAMÁ’ Y LA SORPRESA DE ALIZZZ

Uno de los momentos más esperados de la jornada llegaba sobre las 21.30 horas, cuando los asistentes se amontonaron frente a uno de los escenarios principales para no perderse ni un segundo del concierto de Rigoberta Bandini. ‘In Spain we call it soledad’ fue el tema elegido por la cantante para abrir un concierto en el que estuvo acompañada de sus músicos y un grupo de bailarinas.

Él suyo fue el mayor espectáculo del día en cuanto a escenografía, y también por el apoyo de un público que se sabía casi todas sus canciones y disfrutó especialmente de ‘Perra’ o ‘Ay mamá’. «No sé porque dan tanto miedo nuestras tetas» fue, probablemente, lo más coreado de la noche. Bandini se despidió con ‘Too many drugs’, montando toda una fiesta en el escenario.

Alizzz, uno de los precursores del nuevo pop español como cantante y productor, cogió el testigo y empezó, con bebida en mano, a ritmo de ‘Fatal’, para en pocas canciones –incluida ‘Disimulao’– dar paso a algo que el público esperaba desde que se conoció el cartel de la jornada, la interpretación de ‘Amanecer’ junto a Bandini.

Pero la verdadera sorpresa llegó en ‘Ya no vales’, cuando C.Tangana, gran amigo de Alizzz, apareció inesperadamente en el escenario ante un público que se quedó atónito por un segundo. Una vez asimilado, los asistentes enloquecieron hasta el final del tema, cuando despidieron al madrileño entre ovaciones. Con la emoción por el cielo, Alizzz acabó su concierto con ‘Ya no siento nada’, pero no sin antes interpretar en solitario ‘El encuentro’.

A la par que Alizzz, actuaba el artista y activista de origen taiwanés Putochinomaaricón (Chenta Tsai Tseng). Ante un público no tan grande en número, pero sí entregado, Chenta interpretó, junto a sus bailarines, temas como ‘Gente de mierda’ o ‘Tamagotchi’.

El encargado de cerrar la noche fue Sen Senra. ‘Ya no te hago falta’ o ‘Tienes reservado el cielo’ fueron algunas de las melodías más cantadas por los asistentes. El cantante gallego puso así el broche de oro a una primera jornada de Tomavistas en la que se reivindicó el indie pop español.

El festival abrió así la temporada festivalera madrileña, pero antes de dar paso a otras grandes citas, le quedan aún dos jornadas en las que actuarán otros nombres destacados. Carolina Durante, Kevin Morby, Suede o VVV (Trippin’you) tocarán este viernes, mientras The Marías, Camellos o Kings of Convenience lo harán el sábado, una jornada de conciertos que acabará ya en la madrugada del domingo con la electrónica de los británicos Jungle.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora