26.2 C
Madrid
domingo, 3 julio 2022

María Oruña publica ‘El camino del fuego’: «Escribo igual pensando en diez personas que en un millón de lectores»

MÁS INFORMACIÓN

La escritora María Oruña, quien publica su nueva novela ‘El camino del fuego’ (Destino), ha asegurado que el alcanzar nivel de ‘superventas’ con sus libros no ha cambiado su método de escritura, que sigue «siendo igual pensando para diez personas que para un millón de lectores».

«El respeto a los lectores es la máxima que siempre mantengo a la hora de escribir, pero también asumir riesgos. Intento que cada libro tenga registros diferentes y que se me etiquete de muchas formas: sentarse dos años delante de un ordenador a escribir lo mismo sería insufrible», ha señalado la autora durante la presentación de la obra en Madrid.

Oruña ha explicado que su objetivo es el de que sus historias «perduren en el tiempo» sin atender a las cifras de ventas, logrando obras «de buena calidad y que sean atemporales». Además, evita etiquetarse en un único género, aunque reconociendo que en el «misterio» se siente «mas a gusto».

«Soy una mezcla de todo lo que me documento, pero desde luego no puedo entrar en la novela negra purista», ha indicado la autora gallega. Con más de 500.000 lectores y superando las 100 ediciones gracias a la serie negra ‘Los libros del puerto escondido’ –‘El camino del fuego’ es la quinta entrega–, Oruña recupera a su personaje de la teniente Valentina Redondo, quien se enfrenta por primera vez a un crimen lejos de Cantabria.

Además, juega con la mirada al pasado al evocar unos ‘papeles misteriosos’ del escritor Lord Byron y la relación entre un librero y una chica de clase acomodada. Oruña afirma que el recuperar a este autor romántico viene de una reflexión sobre «el carisma y la perduración en el tiempo». «¿Qué tendría para ser recordado y otros autores no?», ha cuestionado.

De hecho, cobra fuerza en la trama las memorias perdidas de Byron, que fueron eliminadas por su editor y su mejor amigo a su muerte. Sin embargo, el hecho de que en su momento fueran enviadas por partes a distintas personas –mediante cartas– permite pensar que existe alguna copia en algún lugar.

Valentina Redondo sale por primera vez de Cantabria –«quería que los personajes tuvieran la mayor independencia posible de sus roles», ha apuntado– y, de nuevo, la escritora apuesta por ‘humanizar’ a su personaje, alejándolo del «estatismo» que caracteriza a otros míticos investigadores como Hércules Poirot o Sherlock Holmes. «A ellos no les pesa la vida personal, a mis personajes sí y cambian la trama», ha destacado.

Además, incide en que su protagonista no asuma siempre todo el peso de la investigación ni de la trama. «Me gusta que haya un juego de astucia, pero solo como una capa. No quiero que resolver el crimen se convierta en una yincana, una competición de a ver quién es el más listo y resuelve todo antes», ha señalado.

De hecho, Oruña confiesa que su punto de partida suele ser «una noticia que podría estar un domingo en un periódico» y, a partir de ahí, ofrecer un caso que «se pueda resolver con ciencia e historia, sin trampas». «Valentina no representa el tópico del investigador que son todos inteligentísimos: ella no es tan lista, pero sí una curranta y muy pesada», ha comentado con humor.

«Al final la resolución de un caso es trabajo en equipo, pero es que la vida es así. Uno no siempre puede estar en la cresta de la ola y una sola persona no tiene las respuestas a todo», ha concluido la escritora.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora