3.4 C
Madrid
viernes, 2 diciembre 2022

La CEE «recoge» todas las propuestas recibidas para su documento sinodal, también sobre sacerdocio femenino o celibato

MÁS INFORMACIÓN

La Iglesia española presenta la próxima semana su documento sinodal tras escuchar a miles de voces, pero pocos jóvenes.

El grupo sinodal de la Conferencia Episcopal Española «escuchará» y «recogerá» todas las propuestas que han recibido para elaborar su documento sinodal, incluidas las enviadas por la diócesis de Barcelona, que plantean, entre otras cuestiones abrir la posibilidad al celibato opcional, al acceso al sacerdocio de hombres casados y avanzar en la reflexión sobre el acceso de las mujeres al sacerdocio.

La diócesis catalana ha publicado en su página web el documento que ha enviado a la CEE con las cuestiones en las que ellos creen que es importante solicitar «un mayor discernimiento eclesial» por parte del Papa, el Sínodo y las Conferencias Episcopales.

El secretario del grupo sinodal de la CEE, Luis Manuel Romero, ha explicado, en este sentido, que todas las propuestas recibidas, incluida la de la diócesis de Barcelona «están siendo escuchadas y recogidas de cara a elaborar la síntesis final y llevar a cabo el ejercicio de discernimiento», pero, a su juicio, «lo fundamental» del proceso «no son tanto las cuestiones particulares» sino el proceso de escucha que está llevando a cabo la Iglesia.

Según ha indicado, hay cuestiones que podrán ir surgiendo en el futuro, pero ha recordado que estas no dependerían de este proceso sinodal. Así, ha recordado que tras la ‘fase española’, hay una continental y después el sínodo de los obispos. «Hay cuestiones de calado teológico y magisterial que no dependen tanto de este proceso y va más allá», ha apuntado.

El documento que debe elaborar el grupo sinodal de la CEE se presentará el próximo sábado 11 de junio en una asamblea final. En él se buscará aunar la propuesta que mejor represente a la Iglesia española tras un ejercicio «de discernimiento» y «desde un clima de oración» para «saber descubrir en todo ese material dónde están los ecos del Espíritu Santo».

IMPLICACIÓN DE 200.000 PERSONAS

Se trata de un procedimiento que se inició en octubre, tal y como ha explicado Romero, a través del cual se han ido recibiendo los documentos realizados por aquellos que quisieran participar de este proceso.

Según ha destacado Romero, «han participado todas las diócesis», es decir, las 70 existentes en el país, además de «13.000 grupos de parroquias», monasterios, casi una treintena de instituciones laicales, 19 cárceles «que han agrupado a 1.000 personas», grupos de Cáritas, partidos políticos, grupos relacionados con la cultura o el arte e, incluso, personas de forma individual. En total, se calcula que se han implicado en la iniciativa unas 200.000 personas.

El secretario del grupo sinodal de la CEE ha destacado, en este sentido, que se ha registrado una «mayor participación de los laicos» en este proceso y que, en su mayoría han sido «mujeres». Además, ha destacado que la edad media de los participantes ha sido de unos 55 años.

Por el contrario, Romero ha asegurado que a los sacerdotes se han implicado «en menor medida» y ha señalado que les «ha costado llegar a alejados, ausentes y miembros de otras congregaciones y religiones», así como «a los jóvenes y a los niños».

IMPLICACIÓN DEL LAICADO

Y en cuanto al contenido, no ha adelantado nada, ya que está aún en elaboración, pero sí ha valorado el proceso sinodal con dos palabras, «ilusion y esperanza» y ha puesto en valo el último Congreso de laicos celebrado en el país que, a su juicio, «ha facilitado una gran implicación y entusiasmo» de este grupo.

«Se percibe un resurgir del laicado y de su vocación que no es residual y que no se puede entender como una vocación por defecto, sino que tiene sentido en la vida de la Iglesia junto con el resto de vocaciones», ha explicado Romero, antes de señalar el «excesivo clericalismo» que, a su juicio, se vive en España y que, según ha indicado, es uno de los «cambios» que se están planteando «poco a poco».

En este sentido, ha señalado «la importancia del laicado» a la hora de señalar la necesidad de que la Iglesia» tiene que estar más en diálogo con el mundo».

Es este documento el que se presentará el próximo 11 de junio en la Fundación Pablo VI y ante un grupo de «en torno a 600 personas», según ha indicado el secretario del grupo sinodal. Entre ellos habrá representantes de todas las diócesis y estará el nuncio del Papa Francisco, Bernardito Auza, así como obispos, sacerdotes, religiosas y religiosos, miembros de otras confesiones y religiones y laicos.

El acto concluirá con la celebración de la Eucaristía presidida por el cardenal Juan José Omella, y con un acto final de envío que realizará Luis Argüello, secretario general de la CEE.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora