14.2 C
Madrid
jueves, 23 mayo 2024
Array

Carlos Osoro: «A la crisis de la globalización de la migración, hay que responder con la globalización de la caridad»

MÁS INFORMACIÓN

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha señalado este martes que la crisis de los refugiados es un fenómeno que se ha «globalizado» y del que «no se puede ser ajeno», al tiempo que ha acentuado que a dicha crisis de migración se le ha de responder con la «globalización de la caridad».

«No podemos ser ajenos a este inmenso desafío que afecta y que, a veces, por nuestro comportamiento, afea el rostro de todos nosotros, generando violencias y también injusticias», ha denunciado Osoro.

Así se ha pronunciado el arzobispo de Madrid durante su intervención en la clausura del curso ‘La Iglesia ante un mundo en cambio’ que ha tenido lugar en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial, donde ha subrayado que «la condición de persona y víctima» debe anteponerse a otras consideraciones «legales o fronterizas».

«Los derechos nos sacan de la barbarie» ha apuntado, y haciendo referencia a la Convención de Ginebra tras la II Guerra Mundial, ha sentenciado que la condición de migrante «otorga derechos». «A nadie se de por caridad lo que es debido por justicia», ha reflexionado el cardenal.

En concreto, Osoro ha puesto especial énfasis en que la crisis humanitaria «requiere una respuesta de compasión, de solidaridad, de recursos y de cooperación internacional», a la par que ha expresado que quienes vienen de fuera «traen un enorme tesoro» y «rejuvenecen con sangre nueva a la vieja Europa».

En este sentido, el cardenal arzobispo ha recordado que la «movilidad humana» — término que ha utilizado para sustituir el de migraciones — es un fenómeno que «impresiona» por las grandes dimensiones de problemas económicos, sociales y políticos que conlleva, pero que, sin embargo, «ignorarlo no es la solución».

Asimismo, según ha trasladado Osoro, se trata de una crisis actual que «se está viviendo de cerca» en Europa y en España y que deja cifras «muy preocupantes». Respecto a estos datos, ha puesto de ejemplo la realidad en Siria, donde 3 de cada 4 personas abandonan su hogar.

También ha rememorado los casi dos millones de personas que han llegado a Europa desde mediados de 2015 «huyendo de guerras, del hambre, del cambio climático, o de las persecuciones sociales, religiosas y culturales», y que han sido acogidas por los países limítrofes en una «vieja Europa» que, según ha trasladado, «parece asfixiarse en una burbuja de miedo».

En este sentido, ha advertido que los medios de comunicación tienen una «especial responsabilidad» de fomentar «la cultura del encuentro, frente a la cultura del rechazo». Según ha reflexionado, el desafío para los medios, y para todos, es el de crear una «interculturalidad» basada en el respeto y en un marco continuo de «diálogo y democracia».

ACCIÓN DE LA IGLESIA FRENTE A LA CRISIS HUMANITARIA

Durante su intervención, el también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española ha puesto en valor las acciones llevadas a cabo por las asociaciones religiosas y por la Iglesia para «no permanecer impasible ante la urgencia de los refugiados».

De esta manera se ha referido a la labor de Cáritas, de la Conferencia Episcopal Española, de Manos Unidas, y de Acción Católica, entre otros, reflexionando que constituyen un revulsivo para colaborar «entre todos» en la cultura del esfuerzo, en la justicia y en la compasión porque «en la hospitalidad se hace el amor», según ha dicho.

Por otra parte, Osoro ha destacado la Doctrina Social de la Iglesia donde, según ha trasladado, ya existen numerosos textos que dedican una categoría específica de ‘víctimas’ a los refugiados. «La Iglesia muestra un especial cuidado no solo con el socorro material, sino con el compromiso de cuidar su dignidad», ha desarrollado, insistiendo en la obligación de la comunidad internacional de «intervenir hacia esas personas cuyos derechos humanos están siendo violados».

«SUEÑOS QUE HACER REALIDAD EN EUROPA»

Finalmente, el cardenal arzobispo de Madrid ha reclamado hacer realidad algunos «sueños», como que Europa y España, «con toda su buena gente, política, social, religiosa y cultural», se convierta en «tierra de acogida para los desplazadados». «Como nosotros fuimos acogidos», ha señalado.

De la misma manera, Osoro ha expresado su voluntad de hacer realidad el «sueño» de la desaparición de la prostitución y de las prácticas de mercado con seres humanos. «Sueño con que sean consideradas un crimen contra la humanidad», ha apostillado.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora