6.3 C
Madrid
martes, 29 noviembre 2022

Veinticinco agentes de la Policía Nacional española luchan contra la trata de personas en el mundo

MÁS INFORMACIÓN

Nueve de cada diez víctimas de trata en el mundo son mujeres: 30 de julio, Día Internacional contra la Trata.

Un total de diecisiete agentes de la Policía Nacional y de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIAPP) están desplazados en Níger y Nigeria y hasta 25 en todo el mundo para ayudar a estos países a frenar la trata de personas, desmantelar redes y actuar en materia de prevención, según ha informado la Policía Nacional.

Con motivo de la celebración este sábado, 30 de julio, del Día Mundial contra la Trata, señala que en total 25 agentes de la Policía Nacional están en la actualidad desplazados en proyectos de cooperación internacional en colaboración con la FIAPP en todo el mundo, de los que 17 están desplegados en África Occidental, financiados por la Unión Europea.

Dentro de sus competencias, la Policía Nacional destaca que la lucha contra la trata es una prioridad dado que es una actividad delictiva compleja con un claro entramado internacional, a la que se hace frente desde una perspectiva de cooperación policial internacional que abarca todos sus escalones.

El tráfico de órganos, las competiciones deportivas o los viajes de peregrinación son tendencias al alza en la trata de personas de Nigeria, según un estudio elaborado por el proyecto europeo de cooperación policial A-TIPSOM Nigeria.

La mayor parte de los flujos exteriores de tráfico de personas en Europa occidental y meridional proceden de África subsahariana. El continente africano es la segunda región del mundo por detrás de Asia, con más víctimas de trata.

En 2020 se contabilizaron 28.500 casos y, según los datos policiales, nueve de cada diez víctimas en el mundo son mujeres y niñas, muchas de ellas con fines de explotación sexual, mientras que las redes de trata dentro de África se centran en la explotación laboral.

El inspector de policía y coordinador del proyecto A-TIPSOM Nigeria, Rafael Ríos, ha asegurado que trabajar en los países de origen es «fundamental» para desmantelar las mafias de la trata.

«La explotación de personas, sea sexual, laboral o para tráfico de órganos es uno de los peores crímenes y Policía Nacional tiene protocolos y mecanismos de referencia que compartir con el mundo», ha destacado el inspector, que ha añadido que durante los cuatro años del proyecto –aún en marcha– han trabajado en prevención para que las potenciales víctimas en zonas rurales o desfavorecidas puedan identificar los mecanismos de captación de las mafias.

Así, ha detallado que en el proyecto han rehabilitado 17 centros de atención a víctimas en el país para que cuando sean liberadas no caigan en una nueva victimización y se han impulsado medidas legislativas y protocolos para que todos los actores involucrados (por ejemplo instituciones de inmigración, seguridad e igualdad) se coordinen. Asimismo, apunta que también que han colaborado con formaciones y medios técnicos que han aumentado sustancialmente el número de tratantes detenidos y condenados.

El responsable policial destaca también el importante retorno que este tipo de proyectos tiene para Europa a la hora de acercar administraciones: «ahora cualquier petición de información emitida por países como España, Francia, Países Bajos o Italia es atendida por las autoridades nigerianas con mucha mayor eficacia», lo que permite un abordaje del problema en origen y en destino de trata.

En el proyecto europeo ECI-Níger participan cuatro agentes de Policía Nacional donde han creado un equipo conjunto de investigación (ECI) en el seno del Servicio Central de Lucha contra el Terrorismo y el Crimen Transnacional Organizado (SCLCT/CTO).

A este respecto, el policía nacional que coordina desde hace casi cuatro años el proyecto europeo ECI-Níger, Fernando Guerrero, ha indicado que cuando comenzó el proyecto se encontraron en el desierto en condiciones deplorables a más de 2.000 personas víctimas de redes de trata frente a las «apenas» 20 de este año. «Nos da alas para seguir cooperando hasta que ninguna persona más sea víctima de trata, ya sea con fines de explotación sexual, laboral o de niños para ejercer la mendicidad», argumenta.

En ese sentido, sostiene que uno de los retos más importantes es superar los tabúes culturales que muchas veces sostienen la trata. «Una de nuestras últimas intervenciones con la Policía Nacional nigerina se ha dirigido a desarticular grupos de marabúes que, bajo la forma de supuestas escuelas coránicas, obligaban a niños y niñas a ejercer la mendicidad en la calle», relata.

Ahora, el proyecto se centra en mejorar la atención a las víctimas en las dependencias policiales para garantizar que la dignidad humana es un bien jurídico protegido.

Por su parte, la directora adjunta de Seguridad, Paz y Desarrollo en la FIIAPP, Lourdes Sartorius, ha subrayado que la Policía Nacional es una de las instituciones españolas más comprometidas con la cooperación internacional. «Desde la FIIAPP estamos convencidos de que la seguridad y la paz son pilares para el desarrollo y trabajamos para movilizar el talento público de las instituciones españolas en esta dirección», ha añadido.

En este momento, 25 policías están desplazados en todo el mundo, pero son muchos más quienes se involucran en misiones de corta duración para formaciones o talleres específicos.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora