7.3 C
Madrid
sábado, 3 diciembre 2022

Calviño: «Podríamos plantearnos revisar al alza la previsión de crecimiento para este año»

MÁS INFORMACIÓN

Asegura que las decisiones en materia fiscal no pueden «hacer agujeros» en las cuentas públicas y critica la «política de saldos» entre CCAA

. La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra para Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que, con la información disponible hasta el momento, podría plantearse una revisión al alza del crecimiento económico previsto para este año (4,3%).

«Esta semana la OCDE ha revisado al alza la previsión de crecimiento (para España) hasta el 4,4%. Podríamos incluso plantearnos, sobre la base de la información que tenemos, revisar al alza lo que vamos a crecer este año. Ahora bien, nosotros tenemos una aproximación muy prudente en el cuadro macroeconómico y justamente esa prudencia nos ha permitido cumplir con creces todos los objetivos de reducción de déficit y deuda de estos últimos años», ha señalado Calviño en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press.

La vicepresidenta ha destacado que todos los organismos prevén un crecimiento igual o superior al 4% este año y un crecimiento en el entorno del 2% en 2023. «Esto quiere decir que la economía española sigue creciendo con fuerza (…) en un contexto internacional tan difícil y ralentización muy intensa. Un crecimiento del entorno del 2% el año próximo es un crecimiento significativamente superior al de los países de nuestro entorno y que nos permitirá seguir cumpliendo nuestros objetivos fiscales», ha enfatizado.

Calviño ha señalado que la campaña turística de este verano «ha sido muy fuerte» y que los ingresos fiscales y la creación de empleo «siguen yendo bien», lo que demuestra que la economía española está «aguantando bien» incluso en el complejo contexto internacional.

RENTAS MÁS BAJAS Y PYMES, OBJETIVOS DEL GOBIERNO EN MATERIA FISCAL

Sobre si el Gobierno se plantea bajar impuestos de manera selectiva, la vicepresidenta ha afirmado que las decisiones de bajar o subir impuestos son «buenas o malas» dependiendo de que se hagan con responsabilidad fiscal; de que contribuyan, en el momento actual, a contener la inflación, y de que sean justas, es decir, que garanticen la progresividad.

«Hemos bajado impuestos con carácter general, hemos hecho bajadas selectivas y seguiremos en la misma línea siempre y cuando cumplamos esos tres principios (…) A mí todo este debate me parece un falso debate. No se trata de subir o bajar impuestos. Se trata de si una decisión es justa y de si es responsable desde el punto de vista fiscal para no hacer un agujero en las cuentas públicas y esto es muy importante para que España mantenga el respeto y la confianza de los mercados internacionales», ha dicho la vicepresidenta.

Calviño ha indicado que el Gobierno quiere centrar su política fiscal en las rentas más bajas y en las pymes, pues son los más afectados por la evolución de la inflación.

En este sentido, ha reconocido que algunas de las medidas fiscales adoptadas, como la rebaja del IVA del gas y de la luz, han sido universales, «pero otras muchas», ha precisado, han ido dirigidas a las familias más vulnerables, como la congelación del precio de la bombona de butano, el refuerzo del bono social térmico y eléctrico y la bonificación de los transportes públicos, que «beneficia sobre todo a las clases medias, a los trabajadores y los estudiantes», ha apuntado.

«El sistema fiscal tiene que ser sólido para que podamos hacer frente a las necesidades del sector público, tiene que ser sobre todo justo y progresivo y esa es la aproximación que vamos a tener en el proyecto de ley de Presupuestos para 2023», ha explicado.

Así, aunque el debate fiscal «está muy encendido», el mensaje que ha querido lanzar Calviño es el de un Gobierno «responsable», que tomará las decisiones que convengan a la economía española y pensando en reforzar al sector público (sanidad, educación, pensiones).

«Y no sólo eso, los impuestos financian la Defensa, la seguridad, y en un momento en el que tenemos que apoyar a Ucrania y seguir reforzando el papel de Europa en el mundo, no es el momento de desmantelar el Estado de Bienestar», ha subrayado.

Calviño ha advertido de los efectos «desastrosos» que ha tenido en Reino Unido la bajada masiva de impuestos que ha puesto en marcha el país, mostrando «el camino que no hay que seguir», y ha criticado que las propuestas fiscales del PP vayan dirigidas a beneficiar a las rentas más altas. En este punto, ha señalado que la deflactación del IRPF que piden los ‘populares’ beneficiaría en mayor medida a los sueldos más altos, por lo que su impacto sería «regresivo».

CRÍTICAS A LA «POLÍTICA DE SALDOS» ENTRE AUTONOMÍAS

Asimismo, Calviño se ha mostrado muy crítica con los anuncios de algunas comunidades autónomas de que bajarán impuestos en el marco de una especie de «carrera destructiva a la baja para ver quién da más».

«Un modelo de país que consista en poner a unas poblaciones frente a otras o embarcarse en una carrera destructiva a la baja diciendo quién da más, esa especie de política de saldos, no me parece que sea una visión de un país cohesionado y está totalmente en contra de la posición que tenemos en el ámbito internacional de lucha contra los paraísos fiscales y a favor de la armonización fiscal», ha subrayado.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora