11.2 C
Madrid
martes, 27 septiembre 2022

David Cronenberg, premio Donostia: «El cine me ha secuestrado»

MÁS INFORMACIÓN

Anuncia el rodaje de nueva película la próxima primavera con los actores Vincent Cassel y Léa Seydoux y con «partes autobiográficas». El cineasta David Cronenberg ha asegurado este miércoles 21 de septiembre, antes de recibir el premio Donostia en el Festival de San Sebastián, que su idea siempre fue la de ser escritor, pero el cine se cruzó en su camino y ha «secuestrado» su carrera.

«Cuando era joven siempre quise ser un novelista, mi padre era escritor y yo no pensaba en hacer películas. De hecho, a los 20 años escribí mi primera novela y ahora he vuelto a escribir otra casi 50 años después, es muchísimo tiempo. Pero el cine me ha secuestrado», ha explicado en rueda de prensa el realizador, quien también presenta su nueva película ‘Crimes of the future’.

De hecho, Cronenberg ha admitido que en este periodo de ocho años sin rodar una película pensó que había «acabado» con el cine y se volcaría a escribir. «Nunca pensé que no iba seguir siendo creativo, sino que escribiría otra nueva novela. Y que, si escribiera un guion que no se pudiera producir, probablemente lo convertiría en una novela también: escribir sigue siendo un impulso básico», ha destacado.

A lo largo de este encuentro, el cineasta canadiense ha repasado su carrera y ha dado pistas sobre proyectos futuros. Por ejemplo, ha avanzado que rodará la próxima primavera en Toronto una nueva película con los actores Vincent Cassel y Léa Seydoux como protagonistas y que tendrá «partes autobiográficas».

También ha tenido palabras para Viggo Mortensen –la propia ‘Crimen of the future’, ‘Promesas del este’ o ‘Una historia de violencia’ son las películas en las que han trabajado juntos–, de quien ha llegado a afirmar entre risas estar «enamorado».

«Estamos enamorados el uno del otro y seguimos estandolo. Él está a punto de rodar un western en México y yo iba a hacer un papel también. Somos amigos muy estrechos, tenemos una excelente relación y es una verdadera amistad. Además, es un excelentísimo actor y podría estar en cualquier tipo de película», ha defendido.

HUIR DE LA AUTOCENSURA

Creador de películas que han salido acompañadas de polémica como por ejemplo ‘Crash’, Cronenberg también ha hablado de la posibilidad de autocensurarse a la hora de ajustar sus trabajos a una idea de corrección política. «No es raro encontrarte en la posición de autocensura, pero siempre he intentado resistirme a eso: hay una presión muy fuerte en mi de hacer lo que yo quiero, como si fuera un niño que grita ‘quiero hacer lo que me dé la gana'», ha apuntado.

De hecho, ha recordado los problemas que tuvo con ‘Crash’, protagonizada por James Spader y Holly Hunter, en el momento de ponerla en marcha. «Hubo mucha presión para cambiar cosas, hacer cortes y conseguir una mejor calificación. Hacerlo yo solo hubiera sido dificilísimo, necesitaba aliados, como actores que estén dispuestos a trabajar sabiendo que habrá presión contra ellos. Necesitas mucha valentía para hacer una película fuera de lo normal», ha reconocido.

«EL ARTE TIENE QUE SER CRIMINAL»

‘Videodrome’, ‘Inseparables’ o ‘La mosca’ son algunos de los ejemplos de la obra de un cineasta que está de acuerdo en que enseña «lo que nadie quiere enseñar». «El arte tiene que ser criminal, porque la civilización es opresión en términos freudianos: se han oprimido ciertos impulsos para no asesinar o violar. Y para el arte es apetecible el inconsciente, explorar esas cosas ocultas y prohibidas que necesitan entenderse. La atracción del cine siempre ha sido lo prohibido», ha reconocido.

En cualquier caso, ha recordado que su trabajo como director no es el de «ser profeta» y rechaza por lo tanto «intentar predecir el futuro» con sus películas. «Cuando hago un nuevo trabajo no estoy predicando, esto no es una religión ni intento avisar a la gente de que van a suceder cosas. Simplemente, los artistas tenemos antenas más sensibles y nos encontramos con cosas desestabilizadoras, que acaban en la película y un espectador reacciona a ellas», ha matizado.

Incluso ha explicado que su manera de trabajar no es la de «poner en el límite» al público, sino a él mismo. «Hitchcock decía de los espectadores que eran como marionetas y él los podia manipular para que tuvieran miedo o fueran felices, pero yo no lo entiendo así: experimento en un viaje creativo y luego se lo muestro a la gente», ha indicado. Cronenberg ha añadido que recibir un premio es una manera de «ganar fuerzas» para el futuro. «A veces, cuando los recibes a toda una carrera parece que te dicen ‘basta, suficiente’, pero también lo puedes tomar como un impulso para seguir haciendo películas», ha concluido.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora