9.2 C
Madrid
viernes, 9 diciembre 2022

Garzón dice que es «inverosímil» que compañías no moderen el precio de alimentos mientras sí lo hacen pequeños comercios

MÁS INFORMACIÓN

Critica que la propuesta del PP de bajar el IVA de alimentos básicos «tiene las patitas muy cortas»: «No hay casi capacidad de mejorar».

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado que es «inverosímil» creer que las grandes distribuidoras de alimentos «no pueden moderar los precios» mientras hay pequeños comercios que «han congelado más de 100 alimentos».

«¿Cómo es posible que nos creamos que las grandes empresas no pueden hacerlo», se ha preguntado el ministro de Consumo en una entrevista este viernes en el Canal 24 Horas de RTVE, recogida por Europa Press.

En este sentido, ha advertido de que las familias «están perdiendo poder adquisitivo» debido a que «suben los precios más rápido que lo que suben los salarios», por lo que «es normal que haya una reducción del consumo».

Para ello, el ministro ha recordado que el Gobierno ha hecho una estrategia «para moderar esos precios, con empresas que pueden hacerlo, grandes distribuidoras que han tenido beneficios». Así, ha destacado que algunas distribuidoras «sí lo han hecho y otras se han opuesto», algo que considera «inverosímil».

En referencia a la propuesta del Partido Popular de reducir el IVA de los alimentos básicos, Garzón ha criticado que esa iniciativa «tiene las patitas muy cortas» porque la mayoría de alimentos de primera necesidad «tienen el IVA superreducido». «Por lo tanto es un IVA prácticamente inexistente y no hay casi capacidad de mejorar la situación ahí», ha precisado.

Para el titular de Consumo, la medida de los populares «en vez de moderar los beneficios empresariales lo que hace es lesionar el sistema fiscal», por lo que habrá «menos dinero para sanidad o educación».

«¿De qué sirven bajar unos céntimos los alimentos si luego no puedo acceder a la sanidad o la educación?», ha cuestionado Garzón, al tiempo que ha sentenciado que «esas son las políticas de la derecha y de algunas distribuidoras que comparten ese ideario».

Sobre la posibilidad de imponer a los distribuidores una cesta de la compra básica, Garzón, aunque ha afirmado que no están «en esa fase sino en la de decirle a las empresas que tienen que moderar beneficios», ha explicado que es un debate «que está en el Reino Unido» y que son unas medidas «que se pusieron en muchos países después de la II Guerra Mundial y que se mantuvieron».

El responsable de Consumo también ha hablado sobre la Ley de Atención al Cliente, que está en trámite parlamentario y que permitirá que «te pueda atender una persona y no un robot».

«Es una ley aprobada en el Gobierno pero está en el Parlamento, donde la oposición de derechas la está bloqueando, nuestro objetivo es desbloquearla lo antes posible. Esta ley implica que las empresas tienen que hacer una inversión para satisfacer al consumidor», ha concluido Garzón.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora