9.2 C
Madrid
viernes, 9 diciembre 2022

Familias discrepan con el menú escolar de Garzón: CEAPA lo celebra y CONCAPA pide evitar medidas que «no podrán cumplir»

MÁS INFORMACIÓN

Organizaciones de padres y madres de alumnos tienen puntos de vista diferentes respecto al menú escolar planteado por el Ministerio de Consumo, que dirige Alberto Garzón, cuya propuesta se basa en que sea saludable, con productos de proximidad, ecológico y con prioridad de aquellos respetuosos con el medio ambiente y el bienestar animal.

Así, el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA), Pedro José Caballero, ha defendido en declaraciones a Europa Press que el Ministerio de Consumo debería «trabajar intensamente» con las familias para «determinar sus necesidades y sugerencias» con respecto a la alimentación de sus hijos.

En este punto, el presidente de CONCAPA ha pedido al Ministerio «no lanzar anuncios y medidas que en muchos casos no se podrán cumplir extendiendo la gratuidad de todos los comedores escolares a toda la red de centros sostenidos con fondos públicos».

«Con respecto al menú planteado por Consumo, ya se trabaja desde hace años intensamente en que los menús sean saludables, muchas veces es inevitable por los elevados precios comprar en las tiendas de proximidad», ha señalado Caballero.

No obstante, la presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA), María Capellán, ha destacado que les parece «fenomenal» y algo que llevan «peleando mucho tiempo» la propuesta de menú escolar lanzada por el Ministerio de Consumo.

«No en todas las comunidades autónomas el comedor se hace de la misma manera», ha advertido Capellán, al tiempo que ha asegurado que el menú escolar del Ministerio «no tendría por qué incrementar el precio» ya que si se utilizan productos de proximidad y de temporada «el precio no tiene por qué ser elevado» y se «evitarían» los costes de manipulación y transporte».

DIFERENCIAS EN LOS COMEDORES EN LAS CCAA

Así las cosas, ha incidido en que esta iniciativa es algo que las familias llevaban «tiempo pidiendo» y ha resaltado que en Galicia, por ejemplo, los comedores escolares «utilizan ya este tipo de productos».

«Nos parece lo más apropiado, a ver si por fin meten mano a los comedores escolares, porque no en todas las comunidades autónomas se hace de la misma manera», ha manifestado a Europa Press la presidenta de CEAPA, quien ha hecho hincapié en que «no tendría por qué incrementar el precio».

Respecto a las diferencias en los comedores escolares por comunidades autónomas, Capellán ha alertado de que en Castilla y León el servicio es «fatal» porque lo llevan «dos empresas grandes» lo que ha provocado que haya «bajado la calidad y la cantidad». Asimismo, ha afirmado que en la Comunidad de Madrid los comedores escolares también están «fatal».

GARANTIZAR EL ACCESO A UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y SOSTENIBLE

El objetivo del menú escolar propuesto por el Ministerio de Consumo es el de garantizar el acceso a una alimentación y nutrición de calidad, saludable y sostenible; elevar el nivel de protección de la salud de los escolares e introducir criterios nutricionales y de sostenibilidad para la contratación, adquisición y oferta de alimentos y bebidas en los centros educativos.

Esta medida busca fomentar la dieta mediterránea basada en alimentos frescos, de temporada y de proximidad, así como de técnicas culinarias saludables (horno, vapor o plancha frente a fritos o rebozados). También apuesta por la utilización de al menos un 45 por ciento de frutas y verduras de temporada y proximidad en la elaboración de los menús escolares, así como por un aumento, hasta un mínimo del 5 por ciento, de los alimentos de producción ecológica y da prioridad a aquellos cuya producción sea respetuosa con el medio ambiente y el bienestar animal.

Asimismo, tiene como finalidad la reducción de residuos y el desperdicio alimentario; la disponibilidad de menús especiales, tanto por diagnóstico médico (alergias, intolerancias) como por motivos culturales, éticos o religiosos; o incluir AOVE para los aliños y aceite de oliva o aceite de girasol alto oleico para cocinar y freír.

Buscará además reducir la sal, los concentrados, los potenciadores de sabor, las salsas y el azúcar en las preparaciones; y fomentará el uso de jarras de agua potable, del grifo, en las mesas de los comedores, salvo que no sea posible por motivos de suministro.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora