7.3 C
Madrid
sábado, 3 diciembre 2022

La escultora francesa Muche acerca sus obras a las personas ciegas con una muestra en el Museo Tiflológico de la ONCE

MÁS INFORMACIÓN

La escultora francesa Muche (Muriel Vignet Lesbros) expone en el Museo Tiflológico de la ONCE en Madrid la muestra ‘Himno a la vida’, que reúne 16 esculturas realizadas en bronce, resina y terracota, que han sido elaboradas para despertar los sentidos del tacto, la vista, el olfato y el oído de quienes acudan a verlas y tocarlas.

La exposición puede visitarse hasta el 17 de noviembre, en horario de martes a viernes de 10 a 15 horas y de 16 a 19 horas; los sábados de 10 a 14 horas; mientras que los domingos, lunes y festivos permanece cerrado.

«Exponer en el Museo Tiflológico me impresiona, pero era mi deseo, ya que nunca había expuesto mi obra y quería hacerlo para las personas ciegas. Y estoy muy ilusionada», afirma Muche. «He querido crear obras específicas para esta muestra, cuyo título resume todo lo que es importante en la vida. Hay alegría, meditación, gente mayor que descubre el secreto de la vida, tenacidad, movimiento. Y para mí, esto es vida», comenta la escultora que, con su obra, quiere «transmitir mucha emoción, dar alegría a la gente desde la sencillez».

La exposición refleja la pasión de Muche por la igualdad de oportunidades en la apreciación del arte. Para la escultora «el arte es para todo el mundo, pero las personas con discapacidad visual, a menudo, ven limitada su capacidad para disfrutarlo». ‘Himno a la vida’, prosigue la artista, «elimina la mayor barrera invitando a los visitantes a experimentar la exposición de múltiple maneras. Esta colección proclama ¡Por favor, toque!».

En este sentido, destaca la pieza titulada ‘Los placeres de los sentidos’, un modelo de tamaño natural de una figura femenina que sostiene en alto una bola de madera de enebro naturalmente perfumada. Las elegantes superficies tienen una textura que emite un sonido sutil al tocarla, convirtiéndola en un símbolo multisensorial de empoderamiento y alegría.

Algunas de las esculturas están en bruto, sin tratar, con sus defectos naturales al descubierto. La interacción física de los visitantes cambiará las texturas y los colores de estas esculturas, de modo que evolucionarán a medida que avanza la exposición.

Las obras de Muche suscitan sentimientos y generan emociones. Cada una de sus esculturas es una declaración de positividad. Sus obras abarcan la forma humana: desnudos y bailarines en movimiento que representan la energía positiva; rostros que expresan alegría, bondad y compasión; y manos que describen el poder y la fuerza.

Muche representa la capacidad humana para la bondad, la búsqueda incesante de la felicidad y la belleza. La escultura fue un descubrimiento tardío para Muche para quien su exposición con manos (‘Hands’), le hizo darse cuenta de que su obra provocaba emociones, tanto de entusiasmo como de repulsión. Actualmente trabaja en Barcelona, en una comunidad creativa con otros artistas, Studio Verdi.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora