9.9 C
Madrid
miércoles, 8 febrero 2023

19 detenidos de una trama que traficaba con vehículos sustraídos en el Este de Europa

MÁS INFORMACIÓN

Se apropiaban de vehículos alquilados o de ‘leasing’ y los revendían en España.

Los Mossos d’Esquadra han detenido a 19 personas en la provincia de Barcelona y Girona por su presunta implicación a una trama internacional dedicada a traficar de forma ilegal con vehículos robados o de alquiler o ‘leasing’ apropiados ilícitamente, procedentes de la zona de los Balcanes y otros puntos de Europa y que se vendían a clientes de forma legal.

En rueda de prensa, el inspector jefe del Área Central de Crimen Organizado, Antoni Rodríguez, ha informado este jueves de que entre los detenidos está el líder de la trama, un armenio residente en Sitges que llevaba un elevado tren de vida, un guardia urbano de Barcelona que facilitaba información privilegiada a la trama, y un empresario de Vilafant que había vendido camiones a la organización antes de que le fueran embargados.

La investigación ha podido demostrar que la organización, que cuenta con miembros de nacionalidad española, libanesa, portuguesa y armenia, traficó al menos con 29 vehículos de alta y media gama –que han sido recuperados– y 62 camiones –localizados pero no recuperados– por valor de 1,3 millones de euros, desde 2010.

Según Rodríguez, la organización estaba altamente especializada en «blanquear» el origen ilícito del vehículo a través de varios trámites administrativos en los que utilizaban testaferros y documentación falsa, en un primer momento para establecer un contrato de alquiler o ‘leasing’ de los vehículos, y después para darlo de alta en España de forma legal.

El inspector ha explicado que en el caso del ‘leasing’ primero un testaferro de una empresa contrataba una partida de vehículos, por ejemplo en Alemania, con documentación falsificada, después los trasladaba a España a través de conductores del grupo y, tras pasar la ITV, acudían a la administración de Tráfico con documentación falsa para matricularlo.

Una vez blanqueado, los vehículos se vendían por empresas legalmente constituidas por miembros de la trama, a través de concesionarios en España o el resto de Europa o por Internet, y la mayoría de clientes desconocían su procedencia ilícita, aunque algunos pedían los vehículos a la carta.

También vendían vehículos de alta gama robados a los que habían modificado los elementos identificativos, y se valían de gestores para que modificaran la documentación y dieran una apariencia de legalidad.

APROVECHAR LA CRISIS

El inspector ha detallado que la Unidad Central de Tráfico Ilícito de Vehículos detectó hace un año que se estaban introduciendo en España vehículos de ‘leasing’ que constaban como sustraídos en otros países de Europa y que eran vendidos como de importación y segunda mano.

En una primera fase la organización se dedicó introducir y legalizar en España vehículos procedentes del Este de Europa, y en los últimos meses los Mossos habían detectado que habían modificado su estrategia y que se estaban dedicando a importar a Alemania vehículos españoles obtenidos ilícitamente.

La trama contactaba con empresarios afectados por la crisis, a punto de quebrar o con elevadas deudas, y los convencían para que les vendieran los vehículos antes de que se los embargaran, con lo que estos empresarios «en connivencia con la organización se desprendían de los bienes mediante pago para sacar un beneficio antes del embargo».

En total, los Mossos han estado investigando a una sesentena de personas vinculadas con esta organización liderada por un armenio, de 38 años, que lleva muchos años dedicado a este negocio, con numerosos antecedentes por extorsión, estafa y robos violentos, y que dirigía la trama junto a un ciudadano alemán que está identificado pero no detenido.

La primera fase de la operación, a mediados de diciembre, se saldó con 19 detenidos –10 de ellos han ido a prisión– y supuso una decena de registros en domicilios y locales de Sant Feliu de Llobregat, Corbera de Llobregat, Sitges, Viladecans, Pineda de Mar, Sant Pol de Mar, Cabrils , Castelldefels (Barcelona) y Vilafant (Girona), donde intervinieron pistolas, revólveres y munición, drogas y numerosa documentación.

Ahora está pendiente una segunda fase por la compraventa de camiones y otros vehículos industriales a Alemania, por lo que los Mossos están trabajando con la policía alemana y se prevén nuevas detenciones.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora