14.2 C
Madrid
jueves, 23 mayo 2024
Array

Prevención y más transparencia, lecciones aprendidas de la crisis por escándalo sexual en Oxfam, según experto

MÁS INFORMACIÓN

El doctor en Economía, experto en reputación y profesor del Máster Ejecutivo en Reputación Corporativa de la Universidad de Navarra, Alberto Andreu, ha apuntado que el escándalo que sacudió el pasado mes de febrero a Oxfam a raíz de la contratación de prostitutas, entre las que habría menores, por el personal de la filial británica de la ONG en Haití tras el terremoto de 2010, generará una mayor demanda de transparencia a las ONG y permite aprender lecciones como la necesidad de una mayor prevención.

El experto compara el caso de crisis de reputación de Oxfam con el de Enron –una empresa estadounidense de energía que quebró tras protagonizar uno de los mayores escándalos financieros–, una similitud que reconoce que podría ser «un poco exagerada» salvo por dos aspectos: el movimiento legislativo posterior y el origen interno de la crisis.

En cuanto a las consecuencias, Andreu recuerda que después de quebrar Enron, comenzaron a aparecer diferentes legislaciones, se impuso a determinadas corporaciones la necesidad de realizar informes y se obligó a generar códigos éticos en los departamentos financieros, para evitar que estos escándalos se repitieran.

En opinión de Andreu, va a ocurrir «algo parecido» con el Tercer Sector después del escándalo de Oxfam pues «las ONG van a tener una importante demanda de transparencia en sus cuentas que hoy por hoy no tienen», sobre todo, teniendo en cuenta que estas organizaciones cuentan con un porcentaje importante de ingresos provenientes del sector público.

Atendiendo a la segunda similitud, la del origen interno de la crisis, Andreu recuerda que tanto en el caso de Enron como en el de Oxfam existieron «conductas inapropiadas» y se desveló que habían existido «pocos procedimientos de control».

«Cuando estallan los escándalos de reputación no hay que verlos el día que explotan sino ver que aguas arriba se ha gestionado mal, por conducta inapropiada, por controles inexistentes, porque no se oyeron los controles de alarma, pero alguien arriba no hizo caso. Si comparamos los grandes casos de escándalos de reputación, todos tienen su origen internamente», explica.

Por otro lado, Andreu expone las diferencias entre ambos casos, la más importante de las cuales es, a su juicio, que tiene la certeza de que «Oxfam no va a desaparecer», a diferencia de lo ocurrido con Enron. También separa a ambos casos el momento de la comunicación, ya que hace 15 años cuando quebró Enron no había redes sociales, mientras que el escándalo de Oxfam tardó dos días en ser ‘trending topic’ en Twitter.

En todo caso, el experto asegura que de este tipo de situaciones se pueden aprender dos lecciones: la necesidad de gestionar «aguas arriba» estableciendo más controles y escuchando más las líneas de denuncia, para que si algún día estalla un escándalo, las consecuencias sean menores y se pueda acreditar que se pusieron todas las medidas oportunas; y buscar el máximo de transparencia.

«Nunca la transparencia es suficiente, más aún, si hay dinero público de por medio», puntualiza, al tiempo que subraya la importancia de que las cuentas de las ONG estén acreditadas por una entidad externa.

Además, pone de relieve que ante la crisis de reputación de Oxfam, la ONG también adoptó una decisión importante que consistió en poner en marcha un plan de acción concreto de diez compromisos. «Esa es otra lección aprendida», precisa.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora