Facebook

Pedro Duque, sobre el Plan de Choque para la Ciencia: «Se trata de que incremente más el dinero privado que el público»

Dice que la inversión de 1.056 millones para el Plan es un «compromiso real» del Gobierno: «El país se lo puede permitir y se debe permitir».

España invierte actualmente un 1,24% de su PIB a la ciencia, muy lejos de la UE, que dedica de media un 2%, un reto al que quiere llegar el país desde hace tiempo, pero sin resultados, a pesar de los esfuerzos presupuestarios del Gobierno en los dos últimos años. Pero este pasado jueves, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó un Plan de Choque para la Ciencia de 17 medidas que movilizará 1.056 millones de euros en subvenciones y 580 para préstamos para 2020 y 2021.

«El Plan es racional, se trata de que incremente más el dinero privado que el público», señala el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, en una entrevista para Europa Press, en la que ha insistido en la importancia, no tanto de incrementar los presupuestos públicos, sino de promover que el sector privado, el empresarial, dedique más inversión al ámbito de la I+D+i.

«La única manera de asegurar que la recuperación sea sostenible es haciendo que las empresas mejoren en su competitividad y en su productividad y para eso necesitan estar cuanto más a la cabeza, mejor, de los desarrollos tecnológicos», declara.

De hecho, destaca que una «parte importante» de los 1.056 millones en subvenciones contemplados en el Plan será para empresas. «Lo que tú quieres es darles una parte de subvención para fomentar que hagan ellas mismas una inversión y esa inversión se favorece con un crédito», resume el ministro, que explica que el préstamo concedido por el Ministerio no influye en el porcentaje de inversión científica en términos del PIB, sino que lo que cuenta es lo que las empresas inviertan.

«Por eso, lo que hay que hacer es tener muy buenos evaluadores técnicos y científicos dentro de nuestras agencias para poner el dinero en los sitios que tengan mayor potencial», comenta Duque, que pone el ejemplo de empresas que durante la pandemia han recibido subvenciones para modificar sus estructuras de producción con el objetivo de fabricar mascarillas con material no importado. «Cada euro que pones de subvención en una empresa se multiplica por X, hasta 11 veces más, en efecto real de innovación para el país, y esa es la idea, poner más para sacar más».

A pesar de querer promover la innovación privada, con este Plan el Gobierno destina un 40% del presupuesto actual para la I+D+i (presupuestos de 2018, los últimos aprobados) en dos años, una situación a la que España puede hacer frente. «Es posible, el país se lo puede permitir y se debe permitir», ha reconocido. En este sentido, advierte: «Si sigue así el país, nuestros hijos tendrán un nivel de vida más bajo que el que teníamos nosotros, eso no nos lo podemos permitir, la única manera de no quedarse atrás es invertir en ciencia e innovación».

«COMPROMISO REAL» DE INVERSIÓN

Aunque en un principio no se contemplaba una inversión así para la ciencia en España, Duque asegura que se trata de un «compromiso real». «El presidente del Gobierno no presenta unos compromisos sin que haya un acuerdo», defiende.

Según explica, estos fondos provendrán de los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE). Y está convencido de que «en España se van a presentar una serie de planes para hacer uso de los fondos europeos y parte de los planes tendrán que ver con ciencia», dice.

En cualquier caso, este Plan de 17 medidas es a corto y medio plazo. Pero, ¿qué pasa a largo plazo? «Tenemos las líneas claras generales que tenemos que hacer, tenemos que mejorar las condiciones de trabajo de los investigadores, la contratación, la financiación de proyectos, el incremento de salarios de los postdoctorales, la mejora de las infraestructuras o solucionar los retrasos en renovaciones», expone.

Y es que este Plan es solo «un primer paso», pero llega ahora porque, tal y como defiende el ministro, «no se podía hacer en 2018» y «no ha dado tiempo en 2019». «Teníamos el presupuesto prorrogado, el Gobierno en funciones, y por tanto no se ha podido hacer antes».

El ministro presentará este jueves a los grupos parlamentarios de la Comisión de Ciencia en el Congreso el Plan, con el objetivo de buscar apoyos para ir fraguando el tan ansiado Pacto de Estado por la Ciencia. «Pienso que en todos los partidos se tiene la misma idea, pero a veces se cruzan otras cosas, imagino que lo que ocurre es que se cruza el cambiar una cosa por otra y ahí sufre lo más importante, que es la ciencia y la innovación», lamenta.

ESTABILIDAD DE LOS INVESTIGADORES

El Plan contempla la reforma de la Ley de la Ciencia de 2011 para incluir una nueva figura estable de entrada al personal investigador en el sistema público de ciencia, una figura similar al ‘tenure track’ de los países anglosajones.

«Las condiciones en general, la estabilidad de contratos, la perspectiva que tiene alguien que acaba de salir con ánimo y buenas notas de una carrera científica, hay que mejorarla, y no está mejor que en 2010», asegura.

En este sentido, explica que ahora mismo lo que hay en España es investigadores con contratos predoctorales y postdoctorales, pero que son temporales. «Cubren una cierta parte de la carrera, pero si uno quiere estabilizarse, lo que uno tiene que hacer es permanentemente buscar contratos sin saber lo que a uno le va a pasar el año que viene», apunta.

Esta nueva figura para dar estabilidad a los investigadores consistiría en realizar un examen de ingreso similar al que ya se hace para optar a un contrato del programa ‘Ramón y Cajal’ o ‘Juan de la Cierva’. «Y a partir de ese momento, si uno pasa las siguientes evaluaciones, tiene un contrato indefinido», sostiene el ministro. Una vez logrado un contrato indefinido, el investigador podrá moverse de un sitio a otro y pasar después a la carrera de científico titular o profesor de investigación.

Pero, en cualquier caso, esta figura no se ha pensado con la idea de «crear una carrera paralela» y, de hecho, es «compatible» con la reestructuración que recoge el documento de propuestas del Ministerio de Universidades para el Estatuto del Personal Docente e Investigador (EPDI), que supondría la incorporación estable de personal docente e investigador sin necesidad de aprobar unas oposiciones.

En este sentido, Duque celebra la propuesta del Departamento que dirige Manuel Castells: «No varía enormemente de lo que estábamos pensando nosotros (cuando Universidades y Ciencia eran un único Ministerio), el diagnóstico está hecho y las soluciones por tanto no son muy variadas, hacemos una valoración positiva».

LA GESTIÓN DEL IEO

El pasado 30 de junio, el Ministerio de Ciencia e Innovación dio a conocer al nuevo director del Instituto Español de Oceanografía (IEO), uno de los siete organismos públicos de investigación dependientes de este Ministerio, organismo que lleva años con problemas de gestión y sin fondos para poder llevar a cabo sus proyectos.

El ministro achaca estas dificultades a la gerencia del organismo: «Se necesitaba ser más previsor en la gestión, se necesitaba gente muy especializada en estas cosas de cómo se mueve el dinero público y cómo se justifica, el objetivo es que los técnicos y científicos del IEO y de todos los demás OPIS, tengan unas condiciones de trabajo lo más parecidas posibles a las del CSIC, que tienen una estructura más engrasada, más adaptada».

Pero los problemas de gestión son comunes en otros OPIS: «Cada uno tiene su idiosincrasia, pero los que no tienen estructura de agencia han tenido dificultades para adaptarse a estos nuevos tiempos en que es más complicada la gestión y, durante una década de reducción de plazas, ha sufrido también mucho el tejido administrativo de todos los organismos públicos».