Facebook

ONG aseguran que el racismo hacia migrantes por el Covid «no tiene fundamento» porque se toman «las medidas oportunas»

Cruz Roja Española, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Médicos del Mundo han advertido del «riesgo» de que se produzcan comentarios o actitudes racistas debido a la llegada de migrantes sospechosos de tener coronavirus, tras las protestas de varias personas en algunos puntos de España, como Canarias o Albacete.

«No tendrían ningún fundamento, puesto que a la población migrante se le aplican protocolos de prevención. Se están tomando todas las medidas de prevención oportunas», ha señalado a Europa Press el portavoz de Cruz Roja Española José Javier Sánchez Espinosa.

En este sentido, ha insistido en que las personas migrantes «no son la única población afectada» ya que el Covid-19 «está afectando a todos», por lo que ha asegurado que «no tendría el más mínimo fundamento» que surgieran actitudes xenófobas. No obstante, ha reconocido que «el miedo» que provoca la pandemia «puede dar lugar a que haya reacciones de este tipo».

En la misma línea, el coordinador territorial de CEAR en Canarias, Juan Carlos Lorenzo, ha alertado de que las protestas por los migrantes sospechosos de tener coronavirus «pueden tener el riesgo de generar comentarios, manifestaciones o actitudes que puedan rayar en el racismo y la xenofobia», aunque también lo hacen, a su juicio, «algunas declaraciones populistas».

Para Médicos del Mundo, si algo ha enseñado esta crisis es que el coronavirus «no entiende de fronteras», por lo que ha pedido proteger la salud de cada uno, «independientemente de la raza, origen o situación administrativa».

«Este es un mensaje clave que deben transmitir las autoridades y que ayudaría a reducir los casos de racismo y xenofobia: no hay un ellos y un nosotros, sino que hay que cuidar la salud de cada uno para cuidar la de todos», han defendido desde la organización.

DIFICULTAD DE DISPONER DE ESPACIOS ADECUADOS PARA LA CUARENTENA

El coordinador de CEAR en Canarias ha destacado la «gran dificultad» para disponer de espacios adecuados, donde «esté garantizada la seguridad sanitaria, para que los migrantes que llegan a España puedan hacer la cuarentena.

Así, ha asegurado que en la primera toma de contacto en la llegada a costa de esta personas «está habiendo verdaderas dificultades para su derivación posterior a espacios adecuados».

En cuanto a las protestas ciudadanas generadas por los migrantes sospechosos de tener coronavirus, Lorenzo entiende que este tipo de incidentes «son lamentables y dolorosos», aunque, en sus palabras, «no están generalizados por parte de la ciudadanía».

Para evitar estos incidentes, ha apostado por una comunicación «transparente y responsable» entre todas las administraciones públicas que intervienen en este tipo de procesos. «Eso facilitaría mucho la percepción que puede tener la ciudadanía y las entidades locales. Cuando explicas de manera correcta las cosas tienes más posibilidades de que se entienda adecuadamente», ha precisado.

En este contexto, el portavoz de Cruz Roja Española ha explicado que ahora mismo están trabajando en centros facilitado por las comunidades autónomas y supervisados por las autoridades sanitarias autonómicas. «La gestión la está haciendo Cruz Roja con el amparo de la Secretaría de Estado de Migraciones», ha concretado.

Asimismo, ha recordado que los protocolos de atención a personas migrantes los llevan ejecutando desde el año 2004, aunque ahora están «extremando la precaución» por el Covid-19 y se ha incluido la prueba PCR, que las realizan las autoridades sanitarias en la llegada.

«Desde 2004 a todas las personas que han llegado en patera se les ha aplicado un protocolo sanitario que consiste en hacer un triaje, tomar la temperatura y ver los síntomas», ha dicho a Europa Press Sánchez Espinosa.

Por su parte, Médicos del Mundo ha instado a las autoridades competentes a «encontrar soluciones duraderas» para evitar situaciones como las que se vienen repitiendo durante los últimos meses en las llegadas de personas por costa, en las que, en su opinión, «se han improvisado no solo los espacios de acogida, sino especialmente, aquellos en los que se les hace la primera atención, las pruebas PCR y se procede a su filiación».

En el caso de los temporeros que trabajan en muchas provincias españolas, la organización ha subrayado que son personas que «han mostrado interés» en seguir las medidas preventivas y de barrera ante la epidemia de Covid-19, «pero las condiciones de hacinamiento y falta de higiene en las que son forzados a vivir se lo han impedido».

«Se da la paradoja de que las mismas personas que han asegurado que no faltara fruta y verdura en nuestras mesas durante el confinamiento son las que ahora rechazamos si enferman a causa del virus o se ven obligadas a guardar cuarentena en pabellones o naves, a menudo sin las medidas de aislamiento necesarias y con una falta de información enorme sobre la situación que atraviesan», han criticado desde Médicos del Mundo.