Facebook

CaixaBank tendría que asumir costes en caso de que Criteria bajara del 30% en una fusión con Bankia

Además del perjuicio fiscal, implicaría romper con un compromiso asumido entre CaixaBank, su Fundación y Criteria.

CaixaBank tendría que acordar con su Fundación una serie de «costes de ruptura» en caso de que Criteria –brazo inversor de la entidad presidida por Isidre Fainé– dejara de ostentar una participación indirecta igual o superior al 30% del capital y los derechos de voto en el grupo resultante de una posible fusión con Bankia.

Así consta en el protocolo de entendimiento firmado en 2018 por las tres entidades que conforman el grupo de consolidación fiscal de CaixaBank, consultado por Europa Press.

De este modo, en caso de que la Fundación Bancaria ‘La Caixa’ rebajara su participación indirecta en CaixaBank por debajo del 30%, o incluso si aparece un accionista que alcance un porcentaje de capital superior, «ambas partes acordarán de buena fe los costes de ruptura que la resolución pueda causar».

Este compromiso suscrito forma parte de otra sucesión de relaciones de colaboración que tienen su base en la Ley 26/2013, de 27 de diciembre sobre las Fundaciones Bancarias.

Las fundaciones debían aprobar un protocolo de gestión de la participación en la entidad, con el visto bueno del Banco de España, que contemplase el marco de relaciones, así como los criterios generales para la realización de operaciones entre ellas y los mecanismos para evitar conflictos de interés.

VENTAJAS FISCALES

La misma regulación establece que a las fundaciones con participaciones superiores o iguales al 30% les es de aplicación un régimen fiscal especial con ventajas, del que actualmente goza la Fundación ‘La Caixa’.

Por esta razón se incluyó este compromiso para el supuesto en que Criteria –que ostenta la participación indirecta de la Fundación en CaixaBank– perdiera esa condición en orden a facilitar el cumplimiento de los fines de interés social de la entidad sin ánimo de lucro.

Esta posición de partida ha provocado que la ecuación de canje, que ya de por sí es un tema arduo de acordar en una operación de consolidación de estas características, tenga esta vez un interés adicional, ya que Criteria no debería bajar del umbral del 30% de la estructura fiscal del grupo resultante para no perder recursos.

Este aspecto, unido a otras cuestiones relevantes, han derivado en que las negociaciones entre ambas entidades financieras se compliquen y que sus respectivos consejos no hayan podido reunirse por el momento.

No obstante, fuentes cercanas a la negociación consultadas por Europa Press son optimistas al respecto y creen que lo previsible es que la proporción de intercambio de acciones no perjudique este ‘esqueleto’, añadiendo que las conversaciones ya están bastante encauzadas.