Facebook

AV.- La Junta permite hostelería y comercio hasta las 18 horas en toda la provincia desde medianoche

La Junta de Andalucía ha decidido flexibilizar las restricciones vigentes en la provincia de Granada para frenar el avance de la pandemia del coronavirus Covid-19 y permitirá desde las 00.00 horas de este lunes 30 de noviembre las actividades no esenciales como pequeño comercio, hostelería y restauración hasta las 18 horas en los 174 municipios de la provincia, que se equipara de este modo al nivel de restricciones vigentes en el resto de la comunidad.

Así lo ha anunciado este domingo el presidente de la Junta, Juanma Moreno, en rueda de prensa tras presidir en Granada la reunión del Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto para analizar la evolución de la pandemia de Covid-19 en la provincia.

La provincia de Granada mantiene vigente desde el 10 de noviembre el cierre de toda actividad no esencial durante toda la jornada a excepción de los 43 municipios del distrito Granada Sur, donde desde el pasado martes 24 han sido autorizadas hasta las 18.00 horas, algo que también estará permitido en el resto de la provincia –Granada capital, área metropolitana y distrito Granada nordeste– a partir de esta medianoche.

Moreno ha recordado que la provincia de Granada ha llegado a ser la provincia española con mayor tasa de incidencia durante la segunda ola de la pandemia con un pico de 1.280 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días el pasado 3 noviembre, que se ha reducido gracias a las «fuertes medidas» adoptadas por la Junta y al «esfuerzo y sacrificio colectivo» de los ciudadanos de Granada hasta rebajar la incidencia hasta los 444 casos, lo que supone un descenso del 65%, y reducir casi a la mitad la cifra de hospitalizados, que ha pasado de 888 a 488 este domingo.

Moreno ha recordado que la provincia de Granada mantiene el resto de limitaciones vigente en Andalucía, el toque de queda entre las 22 y las 7 horas y el cierre perimetral de todos los municipios, que se sitúan en nivel 4 de alerta grado 1, «una circunstancia preocupante ante la que no podemos relajarnos», ya que ha advertido de que todo lo avanzado se puede perder en 14 días.