Facebook

Llega el turno de ‘Ignacio’, la nueva borrasca que tras ‘Hortense’ marcará el fin de semana

La borrasca ‘Ignacio’ sucederá a ‘Hortense’ que ha dejado a su paso tormentas, un fenómeno meteorológico muy poco frecuente durante el mes de enero en España, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que ha contabilizado más de 3.000 rayos en lo que va de viernes.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que la borrasca ‘Hortense’ durante la madrugada y primeras horas de este viernes llegó con rachas de viento muy fuertes e incluso huracanadas, chubascos y tormentas en el centro y mitad norte peninsular.

Así en las primeras horas de este viernes se han registrado unos 3.000 rayos en la red de la AEMET, un hecho que el portavoz destaca porque las tormentas son «poco frecuentes en invierno» en España y que en enero, «como mucho» se producen un día o dos de media en la cornisa cantábrica y en el entorno del Mediterráneo».

Sin embargo, en zonas del interior y puntos de la meseta norte donde se han producido este viernes y quizá en el valle del Ebro solo hay «una tormenta en enero una vez cada 10 o 20 años».

«Las tormentas son fenómenos muy poco habituales en el interior de la Península en enero», ha insistido Del Campo que añade que los chubascos más intensos se han dado en el tercio norte peninsular y han alcanzado intensidad muy fuerte. Así, ha informado de 9 litros por metro cuadrado en 10 minutos en Tona (Barcelona) o los 7 por metro cuadrado recogidos en 10 minutos Isaba (Navarra). Pero el protagonista del viernes ha sido el viento que ha soplado «con mucha fuerza» y ha dejado «numerosas rachas huracanadas».

En concreto ha citado los 179 kilómetros por hora en Panticosa (Huesca); 155 kilómetros por hora en Valdezcaray (La Rioja) y rachas superiores a 120 kilómetros por hora en zonas llanas del centro y la mitad norte, entre los que destaca los 122 kilómetros por hora en Zaragoza y 123 kilómetros por hora en Andorra (Teruel).

A lo largo del viernes irán cesando las precipitaciones hasta la llegada de ‘Ignacio’ la siguiente del «carrusel de borrascas» que comenzó con ‘Gaetán’ y a la que siguió ‘Hortense’, una vez pasada ‘Filomena’.

‘Ignacio’ llegará este viernes al final del día pero afectará sobre todo el sábado, con rachas de viento que no serán tan intensas como las de Hortense pero que también afectarán a amplias zonas del norte, centro y oeste de la Península y en Baleares, donde se volverán a superar las rachas de 80 y de hasta 100 kilómetros por hora. «Rachas muy fuertes que pueden suponer un riesgo importante», avisa.

Asimismo, ha apuntado que el viento llevará asociado temporal marítimo, con olas de 4 a 5 metros en el Atlántico gallego y en el Cantábrico, y olas de 3 a 4 metros en el Mediterráneo peninsular. En Baleares destaca que incluso podrán alcanzar los 7 metros.

Pero ‘Ignacio’ también dejará lluvias en la Península a lo largo del sábado, aunque no se esperan grandes cantidades de precipitación, salvo en Galicia. En el sur de la comunidad gallega podrán ser fuertes o persistentes y también lloverá con cierta abundancia, con cierta intensidad en el oeste de la Cordillera, Cantábrica y puntos de los Pirineos.

La cota de nieve del sábado estará entre 800 y 1.000 metros en el norte, aunque irá subiendo a lo largo del día hasta unos 1.800 o 2.000 metros. A mediodía se sitúa la cota en torno a esa esas altitudes y bajará de nuevo a últimas horas hasta unos 1.500 metros.

En cuanto a las temperaturas, la AEMET no espera grandes cambios el sábado, si bien, pueden bajar en la mitad oriental peninsular y Baleares y subirán por el noroeste. Las heladas se producirán sobre todo y fundamentalmente en zonas de montaña.

El domingo, sin embargo se espera una subida de las temperaturas, especialmente en el centro y mitad sur y el ascenso será muy marcado en las temperaturas mínimas, que pueden subir de 4 a 6 grados centígrados, y esa subida de las temperaturas se irá extendiendo al resto de zonas del país durante los días siguientes.

Ese día terminará de pasar el frente asociado a la borrasca Ignacio a primeras horas de la mañana pero el domingo por la tarde llegará un nuevo frente asociado a una nueva borrasca.

Debido al este paso ya designación a primeras horas del día por el Mediterráneo, pues todavía puede haber lluvias dispersas en Baleares, mientras que en la Península –mientras llega un nuevo frente– tendrá cielos nubosos con precipitaciones en general, excepto en el área mediterránea.

El portavoz precisa, no obstante, que estas precipitaciones serán débiles, ocasionales y dispersas, salvo en Galicia, el cantábrico y en zonas de montaña, donde pueden ser algo más intensas.

Respecto al viento, el domingo seguirá soplando con fuerza en el norte y este peninsular, aunque ya no serán rachas tan intensas como el sábado y además irá amainando a lo largo del día. En general, el viento comenzará a afectar a la Península y el lunes atravesará la Península y dejará lluvias a su paso el lunes, aunque en general serán débiles excepto en zonas de montaña.

PRÓXIMA SEMANA

El lunes la cota de nieve estará en torno a 1.200 metros en las montañas del norte, aunque en Pirineos bajará hasta los 600 u 800 metros y las temperaturas este día subirán en la mitad sur pero bajarán algo en la mitad norte.

Del Campo ha adelantado que los termómetros alcanzarán valores bastante altos en el sur de la Villa Mediterránea entre 20 y 22ºC a mediodía o primeras horas de la tarde y el viento soplará el lunes del oeste, pero ya sin tanta fuerza como en días anteriores.

A lo largo de la semana otro sistema frontal llegará el martes y dejará de nuevo precipitaciones en Galicia, Cantábrico y zonas de montaña de la Península y también espera lluvias ocasionales y dispersas en puntos de la meseta y en las sierras del sureste, pero en general el viento y las precipitaciones irán remitiendo y las temperaturas serán en general algo más altas.

La situación, poco a poco irá tendiendo la estabilidad y aunque en los días siguientes los extremos del Sistema afrontales irán rozando Galicia y las comunidades cantábricas con lluvias por allí, el resto de España tendrá una situación anticiclónica.

De todas formas, el portavoz prevé que la estabilidad se consolide a partir del martes y sobre todo el miércoles lo que favorecerá otra vez la aparición de bancos de niebla y de nubes bajas que pueden ser extensos y que pueden dejar los cielos cubiertos en muchas zonas del interior de insular durante buena parte del día.

«Será destacable también que las temperaturas serán bastante altas para la época a partir del miércoles, sin heladas nocturnas», augura el portavoz que prevé que los termómetros superen durante el día los 20ºC en buena parte del Mediterráneo y tercio sur peninsular e incluso los 22 o 24ºC en puntos de la Comunidad Valenciana y Murcia.

Finalmente, ha añadido que a orillas del Cantábrico el ambiente será muy cálido, con temperaturas superiores a los 20ºC en las horas centrales del día. «En general las temperaturas estarán entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal en muchas zonas del país», comenta.

En cuanto al archipiélago canario, el portavoz ha pronosticado un tiempo tranquilo con régimen de alisios, algunas lloviznas en el norte de las islas más montañosas y temperaturas que en general permanecerán sin cambios hasta el miércoles, un día en el que los termómetros subirán.