16.6 C
Madrid
lunes, 22 abril 2024
Array

El primer denunciante de Montserrat pide una comisión independiente para «aflorar el iceberg de la pederastia clerical»

MÁS INFORMACIÓN

El primer denunciante del caso de abusos de la abadía de Montserrat, Miguel Hurtado, ha asegurado que es un día «muy importante» porque por primera vez se ha debatido en el Congreso cómo realizar una investigación oficial sobre los abusos en la Iglesia, pero ha pedido que la investigación la lleve a cabo una «comisión independiente» formada por expertos para que «aflore el iceberg de la pederastia clerical».

«Permite cuantificar el problema, aflora el iceberg de la pederastia clerical a la luz, cuántos pederastas hay en España, cuántos obispos encubridores, cuántas víctimas, esto una comisión de investigación del Congreso no lo va a conseguir, una comisión de la verdad sí», ha precisado Hurtado en declaraciones a los medios, este martes, ante el Congreso de los Diputados.

Hurtado lanzó este lunes una petición a través de la plataforma Change.org que pide la creación de una Comisión de la Verdad formada por expertos independientes que investigue en España los abusos sexuales cometidos por miembros del clero en la Iglesia española. Más de 54.000 ciudadanos han firmado la petición en 24 horas.

El primer denunciante de Montserrat lanza esta propuesta coincidiendo con la petición lanzada por Podemos, Bildu y ERC para la creación de una comisión de investigación de la pederastia en la Iglesia española en el Congreso, que ha sido admitida a trámite este martes por la Mesa del Congreso, con el voto en contra del PP y Vox. El siguiente paso será que la Junta de Portavoces, por mayoría, ponga fecha a su debate en sesión plenaria.

Para Hurtado, la fórmula idónea para España sería una «comisión de la verdad», es decir, «una comisión independiente que se dedica única y exclusivamente a recabar el testimonio de las víctimas, a interrogar a testigos, a mirar con detalle casos sangrantes en audiencias públicas y, al final, hace un informe y lo entrega al Congreso».

Esta comisión debería tener, a su parecer, amplios poderes de investigación para llamar a testigos, pedir documentación, y no estaría integrada por políticos, sino por «jueces retirados, expertos en derecho internacional o expertos en psicología y sociología», entre otros.

También considera que una opción efectiva sería que España pidiera asesoramiento a organismos internacionales de derechos humanos como Naciones Unidas, para que tenga «legitimidad y credibilidad».

A su juicio, lo que «no se puede consentir» es «que la Iglesia se investigue a sí misma». «La Conferencia Episcopal Española no tiene que tomar el liderazgo de nada, lo que debe hacer es colaborar plenamente, dejar de obstruir y de ocultar archivos canónicos», ha añadido.

DESCONTAR LAS INDEMNIZACIONES DEL IRPF

Igualmente, cree que la Iglesia es la que ha de pagar las indemnizaciones a las víctimas pues no pueden «pretender que la factura de la pederastia eclesial la paguen los ciudadanos»; y propone que el Estado se lo descuente a la Iglesia de los fondos recaudados a través del IRPF.

«Reciben cientos de millones de euros del IRPF, lo que el Estado podría hacer perfectamente es descontarles todo lo que tiene que ver con la investigación de los casos de pederastia o con la indemnización de las víctimas», ha sugerido.

Sobre la decisión de la Fiscalía General del Estado (FGE) que ha ordenado a los 17 fiscales superiores de toda España que le remitan todos los procedimientos penales sobre casos de abusos sexuales a menores en instituciones religiosas para su recopilación en un plazo de diez días, Hurtado considera que «es más de lo mismo».

Según ha dicho, el «problema» es que la exministra de Justicia y fiscal general del Estado, Dolores Delgado, «sabe que el 99,9% de los casos pederastia están prescritos».

En lugar de esto, Hurtado opina que «los que debería hacer el Gobierno es aprobar de una puñetera vez la imprescriptibilidad de la pederastia».

Al menos, pide que se reforme el Código Civil para «que la prescripción de daños y perjuicios sea imprescriptible», lo que permitiría que una víctima de abusos sexuales en la Iglesia pueda denunciar la institución exigiendo una indemnización económica en los tribunales por las secuelas.

Sobre la llamada anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Alejandro Palomas, Hurtado ha indicado que con él no se ha puesto en contacto ni Sánchez ni ningún partido político. No obstante, ha puntualizado que no es tan importante con quién se reúna sino que los políticos escuchen «el clamor» de las víctimas.

«Lo importante es que el proceso de consulta sea muy abierto, participativo, para que todos los colectivos de víctimas puedan dar su voz y realizar propuestas constructivas. No creo que sea tan importante que sea yo u otro quien se reúna con el presidente del Gobierno», ha matizado.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora