18.4 C
Madrid
miércoles, 24 abril 2024
Array

El cineasta Laurent Cantet: «No sé si hay mucho director ‘proPutin’, pero hay que tener cuidado con la propaganda»

MÁS INFORMACIÓN

El cineasta francés Laurent Cantet, quien estrena el próximo viernes 22 de abril su nueva película ‘Arthur Rambo’, se ha referido a la cultura de la cancelación, asegurando que hay que tener «cuidado con la propaganda» que puedan hacer algunos realizadores en casos como los de la invasión en Ucrania, si bien poniendo en duda que haya «mucho director ‘proPutin'».

«No sé si hay muchos realizadores ‘proPutin’, eso para empezar, pero sí tengo claro que el cine no está por encima de eso. Si se hace propaganda, y a veces se hace propaganda, creo que hay que tener cuidado, sobre todo si la película es una historia que no justifica su esencia», ha señalado en una entrevista con Europa Press el realizador francés.

‘Arthur Rambo’ es la historia de un joven francés de raíces argelinas que alcanza el estrellato literario gracias a su primera novela. Sin embargo, tras ese éxito se descubre que Karim D. tiene una cuenta ‘b’ en redes sociales con un pseudónimo, a través de la que vierte afirmaciones xenófobas y machistas que supondrán su descenso a los infiernos.

«Tengo la impresión de que todavía no somos adultos para las redes sociales y que no hemos madurado lo suficiente como para saber usarlas, aunque es algo que poco a poco se va corrigiendo. Sobre todo con las ‘fake news’, que aunque siguen siendo eficaces, la gente las detecta cada vez más fácilmente», ha indicado.

El propio Cantet reconoce que no está en redes sociales –«no encuentro nada en ellas que me interese y tengo la impresión de que también te hacen perder un montón de tiempo», ha remarcado– pero para esta película se sumergió en ellas durante un tiempo. Una de las conclusiones que queda reflejada en la cinta es que «no se perdonan los errores de juventud».

«Cuando tenía 16 años seguramente dije más gilipolleces que nadie, pero ahora nadie se acuerda. Hoy hay una memoria infinita y es paradójico, porque cuando los jóvenes lo escriben en diez segundos, no son conscientes de esa perdurabilidad del mensaje», ha alertado el director de ‘La clase’.

ERRORES DE JUVENTUD

«No se perdonan errores de juventud y yo tampoco quiero disculparlos. Pero cuando se trata de un político que es el que dice cosas tan horribles como esas, se les sigue poniendo el micro delante. Y en Francia ahora mismo hay el ejemplo perfecto», ha comentado el director con ironía.

Es por ello que Cantet entiende que, en cierta manera, ‘Arthur Rambo’ habla también de «los tránsfugas de la clase social» mediante su protagonista, Karim D. «Los jóvenes de la inmigración han caído en esta trampa: a ellos se les exige continuamente que demuestren que están integrados en la sociedad», ha lamentado.

«En la película se ve esa buena conciencia de la izquierda de haccer feliz a todo el mundo y alegrarse por el recorrido de Karim. Pero en el momento en que demuestras que él no juega con todas las reglas de nuestro mundo, entonces se le echa con una patada en el culo para que vuelva a donde ha salido. En ningún sitio están en su sitio», ha añadido.

CELINE, EL AUTOR Y LA OBRA

En cualquier caso, en esta película también se pone sobre la mesa la asociación de vida y obra del artista. Cantet ha afirmado que en algunos casos él mismo es «incapaz» de hacer esa disociación, como le ocurre por ejemplo con Celine, el conocido autor de ‘Viaje al fin de la noche’ que además fue un antisemita.

«Es difícil separar una cosa de la otra y a mí me cuesta leer a Celine por ejemplo, por mucho que me digan que es gran literatura. Pero eso no se puede calcular. También pienso en la libertad de expresión. Y en el hecho de que alguien que escriba una novela sobre un asesino en serie no significa que él mismo lo sea: la ficción puede usar muchos procedimientos», ha concluido.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora