7.3 C
Madrid
sábado, 3 diciembre 2022

Ribera, abierta a trabajar con las CCAA tras la petición de ERC de revisar la prohibición de quema de residuos vegetales

MÁS INFORMACIÓN

La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, se ha mostrado este miércoles abierta a buscar soluciones con las comunidades autónomas en relación a la prohibición de la quema de residuos vegetales, después de que Esquerra Republicana (ERC) le ha llamado a revisar esta medida.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el diputado independentista Xavier Eritja ha denunciado la situación que está viviendo parte del sector agrario que, según ha señalado, no puede quemar los residuos que provienen de la poda o la tala «como han hecho toda la vida».

A su juicio, la redacción de esta medida en la ley aprobada es «dudosa» y «difícil de interpretar» por «falta de concreción» y ha señalado que muchas CCAA «no saben cómo aplicarlo».

Además, ha denunciado que los agricultores son los que están afrontando los gastos de esta medida en un momento de «crisis estructural» que, según ha indicado, se ha visto «agravada por la crisis política y energética».

Ribera, por su parte, ha recordado que desde el Ministerio que dirige se ha impulsado un programa de apoyo para poder financiar algunas máquinas de reducción de algunos de estos residuos, con una cuantía de 310 millones de euros. Sin embargo, también ha reconocido que sería «bueno trabajar para encontrar soluciones concretas a este asunto».

La vicepresidenta tercera ha explicado que la ley «tiene excepciones» y «necesita desarrollo por parte de las autonomías» y también ha señalado que en esta norma «caben autorizaciones de excepción» que, al mismo tiempo, deben «conciliarse con otras necesidades de interés público» como la «prevención de incendios» o «aspectos de salud y calidad del aire», así como con el «impulso de la economía circular».

A su juicio, las administraciones se han de encontrar en este espacio dado que la tramitación de la norma «ha durado varios años» y ha contado con «el respaldo prácticamente unánime por parte de las comunidades autónomas», que «tienen competencia en algunos de estos preceptos».

En este sentido, ha reconocido que les toca ahora «trabajar en ciertas directrices» y ha señalado que hay que «pensar en cómo ofrecer mejor información al sector agrario silvícola», tratar sobre una «mayor inversión en medios materiales» o en «cómo habilitar puntos limpios de residuos vegetales», entre otras medidas.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora