Facebook

Sánchez ve en la sentencia sobre Franco el fin de un «capítulo oscuro» para España

  • Written by:

El presidente del Gobierno en funciones asegura que «ningún enemigo de la democracia merece un lugar de culto ni de respeto institucional».

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha destacado que la sentencia del Tribunal Supremo sobre la exhumación del dictador Francisco Franco permite «cerrar un capítulo oscuro de la historia» de España, dado que «ningún enemigo de la democracia merece un lugar de culto ni respeto institucional».

En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Sánchez ha lamentado que España, «uno de los primeros estados modernos del planeta», no formara parte del «club de estados fundadores de Naciones Unidas». «No lo fuimos por una sencilla razón: la dictadura franquista, que tuvo secuestrado a nuestro país durante casi cuarenta años, colaboró con los nazis en la Segunda Guerra Mundial, algo incompatible con formar parte de una organización que se creó para fomentar la paz», ha subrayado.

Asimismo, ha hecho hincapié en la importancia de que España «saliera de aquella dictadura sombría y fuera capaz de construir un país próspero, descentralizado y comprometido con la diversidad». «Uno de los países con mejor asistencia sanitaria, de los más seguros, considerado como una de las democracias más sólidas y garantistas del mundo», ha añadido.

Sánchez, que ha alabado que «los españoles hayan elegido la paz, la libertad y la democracia», ha insistido en que este martes, 24 de septiembre, «se ha cerrado simbólicamente el círculo democrático» tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que autoriza la exhumación de Franco y el traslado de sus restos de donde han reposado «inmoralmente durante demasiado tiempo».

El dirigente español en funciones, que se encuentra en Nueva York con motivo de la 74ª Asamblea General de Naciones Unidas, ha aprovechado la ocasión para abordar los retos más urgentes a los que se enfrenta el mundo: «el hambre, la emergencia climática, la revolución digital, la desigualdad económica y social, la violencia de la guerra y la discriminación», para lo que «España defiende una acción global y conjunta».

Tras instar en repetidas ocasiones a la «acción», Sánchez ha advertido de que «la Tierra se está desangrando» y ha indicado que el Acuerdo Climático de París y la Agenda 2030 contienen el «diagnóstico, los objetivos y la hoja de ruta» para hacer posible que «el futuro sea lo que queramos que sea». «No actuar no es una elección, es una irresponsabilidad. (…) Estamos frente a una emergencia climática que no admite excusas», ha matizado.

En este sentido, ha sostenido la importancia del multilateralismo y ha afirmado que las soluciones nacionales o locales no son suficientes. «Quienes se encierran ahora en el proteccionismo o en el ultranacionalismo, en definitiva, en el miedo, están profundamente equivocados», ha aseverado antes de pedir que la Asamblea General sirva para venir «con más compromisos y menos palabras».

Por otra parte, Sánchez ha recalcado que España «considera esencial la celebración de elecciones libres democráticas y transparentes» en Venezuela para que el país caribeño pueda volver a la «normalidad democrática e institucional». «España desea que sean los propios venezolanos quienes decidan libremente su futuro», mantiene.