Facebook

Albiach exige a ERC «mirar al futuro y menos a JxCat» y cerrar el pacto de Gobierno cuanto antes

Apuesta por sacar el diálogo de una comisión bilateral y llevarlo a una mesa de partidos.

La coordinadora nacional de los comuns, Jéssica Albiach, ha apremiado a los republicanos a llegar a un acuerdo de investidura para poder conformar un gobierno estatal, para lo que les ha pedido «mirar al futuro y menos a JxCat».

«ERC tiene que decir si quiere dejarse arrastrar por el bloqueo del presidente Quim Torra o si quiere tener una propuesta aperturista como la que está proponiendo Joan Tardà», ha expresado en una entrevista de Europa Press.

Ha criticado a los republicanos por decir que «no tienen prisa en abordar la investidura, porque el gobierno progresista que se quiere crear tiene muchos enemigos y, cuanto más tiempo pase, más en peligro y en riesgo está».

Los comuns suponen una cuarta parte de Unidas Podemos, que llegó a un preacuerdo con el PSOE para formar un gobierno insuficiente para constituirse y que requiere de más apoyos, por lo que están en negociaciones con ERC para obtener los avales suficientes e investir a Sánchez, en unas conversaciones que Albiach asegura que se dan a «diferentes niveles».

Se ha mostrado prudente sobre los detalles de la negociación, aunque «está yendo bien, pese al ruido de determinados grupos mediáticos, de la derecha y de la extrema derecha; además se ha visto salir desde el Ibex a la CEOE y a las eléctricas», y cree que esas negociaciones siguen adelante precisamente por la discreción.

Aun así, la líder de los comuns en el Parlament mantiene sus dudas sobre ERC: «Históricamente cuando se ha encontrado en una encrucijada no siempre ha escogido bien. Lo vimos en la declaración unilateral de independencia y las 155 monedas de plata, lo vimos cuando tumbaron los PGE, y ahora yo creo que no harían bien si no entendieran la premura o la necesidad de que este gobierno esté lo antes posible».

Esta semana, el acuerdo de los partidos progresistas con los republicanos ha provocado que Vox perdiera un puesto en la Mesa del Congreso en favor de los progresistas, y Albiach considera que es la senda que ERC no debe abandonar para conseguir un acuerdo que ven posible cerrar este año: «No tiro la toalla y tengo la esperanza de que sea antes de Navidad».

COMISIÓN BILATERAL O MESA DE DIÁLOGO

Hasta el momento, se han celebrado dos reuniones en el Congreso entre representantes de los socialistas y representantes de los republicanos en las que han constatado la voluntad de dialogar y han asumido que hay un conflicto político en Catalunya que se debe solucionar políticamente –una de las reivindicaciones de ERC–.

En plena negociación sobre cómo se sustanciará el diálogo para solventar este conflicto, Albiach pide «normalizar» el diálogo bilateral entre gobiernos –que cree que debería ser natural, ya que existen las Comisiones Bilaterales–, y que según ella se debería dar periódicamente; pero no cree que de ese espacio pueda emanar la solución al conflicto.

Por eso, considera que sería más potente y cohesionador si fuese una mesa de partidos: «Si queremos que recoja grandes consensos y grandes acuerdos, deben estar más de los que están en estos momentos en el Gobierno. Creo, que cuanta más gente y más actores participemos, mejor».

LOS PRESOS SOBRE LA MESA

En esa mesa de diálogo, los comuns quieren trasladar que «no habrá normalidad política mientras haya líderes independentistas en la prisión», porque lo consideran parte de la situación de excepcionalidad y porque es un asunto que aseguran que preocupa en Catalunya y a los partidos independentistas, y por eso piden que en esa mesa no haya líneas rojas.

Los comuns tampoco ven problema a otra de las reivindicaciones de los republicanos: calendarizar ese diálogo; es más, ha recordado que ellos ya lo defendieron en la mesa de diálogo de los partidos catalanes (cuya próxima reunión no tiene fecha pese a que el Govern anunció que la convocaría en la primera quincena de diciembre, y cuyas dos reuniones previas se convocaron «a capricho» de Torra, según Albiach).

«Estas mesas de diálogo tienen que tener un calendario, han de tener una orden del día fijos, tienen que tener un plan de trabajo, y creo que, en este sentido, es hacia donde tendríamos que caminar», ha concluido.