14.3 C
Madrid
martes, 21 mayo 2024
Array

La CNMC pide corregir retoques parlamentarios a la Ley de Hidrocarburos que desvirtúan la competencia

MÁS INFORMACIÓN

Discrepa de las excepciones contempladas a las nuevas medidas de endurecimiento de los contratos en exclusiva.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) advierte de que algunas enmiendas introducidas en el trámite parlamentario de la nueva Ley de Hidrocarburos generan un «efecto desfavorable» que reduce la competencia dentro de la actividad de comercialización de carburantes.

En estos cambios parlamentarios se introdujeron varias excepciones a las nuevas restricciones a los contratos en exclusiva entre los operadores y los empresarios de estaciones de servicio.

Este nuevo endurecimiento de los contratos en exclusiva incluye dos novedades. La primera consiste en una duración máxima del contrato de un año prorrogable a tres, mientras que la segunda prohíbe las cláusulas que «fijen, recomienden o incidan, directa o indirectamente» en el precio de venta al público del combustible. Además, se fija un periodo de adaptación de doce meses a la nueva normativa.

Durante la tramitación parlamentaria de la nueva ley se añadió un apartado en el que se excluían de estas restricciones los casos en los que los locales y los terrenos fuesen propiedad del proveedor.

También se exceptuó del periodo transitorio de doce meses los casos en los que «el proveedor tenga en vigor un contrato de arrendamiento de los locales o terrenos u ostente un derecho real limitado respecto a terceros siempre y cuando la duración de los contratos de suministro en exclusiva no exceda de la duración del contrato de arrendamiento o derecho real sobre los locales o terrenos.»

Para la CNMC, pueden tener justificación las excepciones acerca de la duración máxima de los contratos, pero no las referidas a la prohibición de cláusulas que fijen, recomienden o incidan en el precio.

Por este motivo, recomienda que se modifiquen los cambios introducidos, lo que permitirá «reforzar la seguridad jurídica de la reforma, eliminar elementos de incertidumbre y promover la competencia efectiva en el mercado minorista de distribución de hidrocarburos de forma alineada con el objetivo de la norma».

Además, el organismo recuerda que la nueva normativa nacional «no excluye de la necesaria observancia de la normativa española y comunitaria de defensa de la competencia».

VALORACIÓN FAVORABLE.

En todo caso, la CNMC realiza en su informe una valoración favorable «en términos generales» de la nueva Ley de Hidrocarburos, donde se incluyen requisitos «que van más allá de las pautas generales de la normativa de competencia, dada la situación competitiva especial del sector».

De hecho, el regulador se muestra consciente de «la escasa competencia en el mercado de distribución de carburantes» y de la necesidad de introducir «nuevas reglas para los contratos de suministro al por menor en exclusiva, al considerarse éstos una de las principales barreras de entrada y expansión en España de operadores alternativos».

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora