18.1 C
Madrid
sábado, 13 abril 2024
Array

AMP.- Pilar Manjón: «No nos merecemos que nuestros representantes políticos ni la sociedad civil se olvide de nosotros»

MÁS INFORMACIÓN

La presidencia de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón, ha denunciado en su intervención con motivo del undécimo aniversario de los atentados del 11-M que «hay una clarísima política de olvido, oscurantismo e ignorancia» con respecto al mayor atentado yihadista de Europa y «fundamentalmente de abandono de sus víctimas».

«No nos merecemos que nuestros representantes políticos ni la sociedad civil, esa a la que iba dirigida el atentado, se olvide de nosotros», ha afirmado, al tiempo que ha pedido «memoria, dignidad y reparación moral» para todas las víctimas «en igualdad».

«Hemos pasado del ensordecedor ruido mediático al más absoluto silencio, total, impenetrable y hermético silencio, silencio que pretenden que preceda al olvido, porque lo que no se ve, de lo que no se habla no existe», ha señalado Manjón en el acto organizado en colaboración con la Unión de Actores, CCOO y UGT de Madrid, en la Estación de Atocha, un acto al que la asociación ha invitado a todas las instituciones del país, incluyendo a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital, y al que han asistido representantes del Partido Socialista y de UPyD.

Según ha aclarado Manjón, el equipo de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, respondió a la invitación para rechazarla al considerar que no era oportuno asistir al acto tras haber sido designada candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Entre quienes sí han asistido, se encuentra el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, los candidatos socialistas a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital, Ángel Gabilondo y Antonio Miguel Carmona, respectivamente, el candidato de UPyD a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ramón Marcos, y el candidato de IU al Ayuntamiento madrileño, Mauricio Valiente.

Tras hacer referencia a la cohesión de «toda la ciudadanía de bien» tras los atentados, «sintiendo que cualquiera pudo ir en aquellos trenes», porque «el yihadismo ha elegido el uso cobarde y mezquino de los ciudadanos como arma de guerra», Manjón ha constatado que algo dividió la sociedad el 11M, y ha lamentado que «desde ese momento alguien cambió el foco de los hechos de sitio y en vez de mirar con el foco a los asesinos el foco fue puesto sobre las víctimas», a las que, según sus palabras, se ha achacado «no querer conocer la verdad». «¿Pero qué verdad, la suya?», ha preguntado, para aseverar que no hay nadie más interesado en conocer la verdad que las víctimas.

Así, ha explicado que han transcurrido 11 años de «teorías de la conspiranoicas», que «lavaron muchas mentes» y «han creado una realidad virtual en la que los malos pasaron a ser los policías, los guardias civiles, los bomberos, los comisarios, los jueces, los fiscales… ¿Los yihadistas? Pasaron a ser esos inocentes moritos», tras lo que ha denunciado la «infamia» y el «desprecio» sufridos por las víctimas, sin pruebas, explicaciones, ni perdón, según sus palabras.

DISCRIMINACIÓN POLÍTICA

La presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo ha afirmado que, además de eso, su organización ha tenido que vivir con «la discriminación política, la económica y lo que es peor, el intento de humillación y abandono del honor» de los suyos.

En este sentido, ha dicho que de ocho convenios firmados con otros tantos ayuntamientos, seis que cambiaron de signo político en las pasadas elecciones han decaído, al tiempo que ha señalado que el Ministerio del Interior les ha recortado la subvención en un 60 por ciento en razón del número de socios. Respecto a esto último, ha pedido a Interior que solicite a todas las asociaciones los libros de socios.

«Queda claro que lo que quieren es el cierre de nuestra asociación por inanición, pero lo peor de todo probablemente sea la humillación al honor», ha afirmado, para apuntar que «casi cada día» se enteran por los medios de que se inaugura algo en homenaje a las víctimas del terrorismo sin que su asociación, que representa a más de 2.000 víctimas, haya sido invitada «nunca».

Además, ha afirmado que se han vuelto a sentir ninguneados también con el pacto antiyihadista, del que ha criticado que no modifica el hecho de que la pena máxima de los terroristas sea de 40 años ni contempla medidas para prevenir este tipo de terrorismo.

«Queremos mantener la conciencia tranquila y la serenidad necesaria para sobrellevar el dolor, queremos mantener la libertad y el espíritu crítico, y por ello ya pagamos con gusto todo el precio que hemos tenido y que tengamos que pagar, y sabemos que en el precio ha entrado el silencio, la distancia y el olvido, ahora pretenden volverlos a asesinar con el olvido», ha agregado.

Tras instar a «no convertir la pluralidad en excluyente», ha pedido a los políticos que correspondan a todas las víctimas con «equidad, sin partidismos, sin menosprecios, sin desprecios y con dignidad e igualdad», y que «intenten buscar cohesión política y social». «Todas las víctimas tenemos igual autoridad ética, nos la da nuestra posición de supervivientes del horror», ha aseverado.

«Nosotros, 11 años después seguimos asustándonos con noticias de tragedias, sufriendo cuando oímos hablar de atentados, y se producen casi todos los días, se nos encoge el corazón pensando en que alguien, al igual que nosotros, va a empezar a esperar en vano, va a llamar a móviles sin respuesta, va a vivir ausencias sin besos ni caricias, que tendrán que aprender a convivir con el miedo a los ruidos, a mirar alrededor permanentemente por miedo a volver a oler lo que olimos, a ver lo que vimos, tendrán que aprender a reconocer como propias esas heridas que llevan, preguntándose: ¿Qué hacen aquí?», ha expresado Manjón.

«Sentimos y lloramos por esa parte de la vida que no hemos compartido, alegrías y penas como las de cualquiera de nosotros», ha agregado.

Por su parte, el secretario general de UGT de Madrid, Carmelo Ruiz de la Hermosa, ha recordado que el 11M truncó las vidas de «estudiantes y trabajadores, como los que hoy están sufriendo la crisis». Mientras, el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha denunciado que el PP y sus «asociaciones satélite» impiden un homenaje unitario.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora