16.6 C
Madrid
domingo, 26 mayo 2024
Array

Marta Pujol Ferrusola: «Yo sí que no soy amiga personal de Mas»

MÁS INFORMACIÓN

La segunda de las hijas de matrimonio Pujol Ferrusola, Marta Pujol Ferrusola, ha asegurado este lunes que ella no es amiga personal del presidente de la Generalitat, Artur Mas, pese a que su hermano mayor, Jordi Pujol Ferrusola, afirmara que él sí lo era.

«Yo sí que no soy amiga personal de Mas», ha espetado en su comparecencia en la comisión de investigación sobre el fraude en el Parlament, tras ironizar con que se podría hacer una comisión de investigación sobre la amistad y sin querer añadir nada más.

Según Marta Pujol, su padre les trasladó el día antes de su confesión, el 25 de julio, que emitiría un comunicado al respecto, aunque su contenido no lo conocieron hasta el mismo día que se hizo público.

También ha coincidido con el relato del primogénito de que conocieron la existencia del legado tras morir su abuelo, Florenci Pujol, en 1980, cuya gestión entonces estaba en manos de Delfí Mateu.

«No quisimos saber nada más. Estaba por si un día se necesitaba para afrontar situaciones de poca estabilidad», ha destacado, y se ha remitido a las explicaciones de su padre sobre el origen del dinero.

Lo ha hecho después de resaltar que ignora el origen del dinero, el momento en que se abrió la cuenta así como la cantidad inicial que tenia, aunque su abuelo les llegó a comentar que tenia dinero y que les ayudaría si lo necesitaban en alguna ocasión.

62 MILLONES PARA CADA UNO

Ha precisado que, al margen de que Jordi Pujol Ferrusola gestionara el legado, su madre y el resto de hermanos abrieron una cuenta en 1992 en el que se les depositan cantidades hasta llegar a la cantidad total del legado, unos 62 millones de pesetas para cada uno.

«Cada cuenta la gestionaba el titular de cada cuenta y cada uno hace del legado recibido lo que considera», ha subrayado, tras concretar que ella ha tenido una actitud conservadora y se ha limitado a mover el dinero en base a las recomendaciones del banco sin aportar capital extra alguno.

Ha explicado que va una vez al año a Andorra, sin su madre, para gestionar la cuenta y los movimientos hechos, porque «nunca he tenido un papel» sobre ésta, y que solo ha retirado dinero en alguna ocasión dinero, con lo que el capital inicial se ha mantenido inalterado.

Cono su madre, ha reconocido haber ido a Andorra una vez para «esquiar y sin maletas –con dinero–, sin metralletas, ni tanques, ni pistolas».

También ha concretado que, como consecuencia de una decisión inicial que ha mantenido en el tiempo, su cuenta está en dólares, por lo que depende de su cotización tiene más o menos dinero.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora